Confía en que Salgado cumpla con la reducción del déficit

La OCDE prevé tasas de paro altas en España hasta 2026

Las previsiones para la OCDE mejoran la perspectiva para la mayoría de países. No es el caso de España. El organismo internacional estima que la tasa de paro alcanzará el 20,3% este ejercicio, 1,3 puntos más que en su anterior informe. También redujo la previsión de crecimiento para el próximo año del 1,8% al 1,6%.

España tiene dos problemas principales: el paro y el déficit público. La OCDE estima que el Gobierno está haciendo bien los deberes para recortar los números rojos. Sin embargo, resalta que la economía es incapaz de reducir la estratosférica tasa de paro.

Es más, el organismo internacional prevé que la tasa de paro alcance el 20,3% este año cuando en su informe de noviembre estimaba un 19,1%. Y, en 2012, el nivel de desempleo bajará mínimamente, hasta el 19,3%, una cifra también peor que en la anterior previsión. De hecho, la OCDE es sensiblemente más pesimista que el Gobierno, que calcula que la tasa de paro se mantendrá en el 19,8% este año y bajará al 18,5%, el siguiente.

"España debe bajar el paro de forma sostenible", apuntó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. Sin embargo su organización calcula que la tasa de desempleo no volverá a niveles anteriores a la crisis (8,9%) hasta dentro de 16 años, en el 2026. De hecho, en 2015, la OCDE mantiene que España, con un desempleo del 14,5%, se mantendrá como el país de la OCDE con el peor escenario laboral.

OCDE o CEOE

La OCDE y la CEOE no solo comparten un parecido cacofónico en sus siglas sino que también convergen en las recetas a aplicar en el mercado laboral. El organismo internacional se alía con los postulados de la patronal española y reclama abaratar el coste del despido en los contratos permanentes y aboga por establecer el contrato único. Los empresarios piden exactamente lo mismo.

Con todo, la OCDE sí que confía en que España cumpla la senda de reducción del déficit. Este año registrará unos números rojos del 6,4% del PIB, solo cuatro décimas por encima del objetivo de estabilidad y el próximo año cumplirá con las previsiones y recortará el déficit hasta el 4,4% del PIB. La organización de Ángel Gurría advierte que esta senda de reducción solo se alcanzará con más recortes del gasto que todavía deben concretarse. Y añade: "El Gobierno debe estar preparado para introducir medidas adicionales si es necesario".

Y si bien la OCDE mantiene su previsión de crecimiento para este año en el 0,9%, ha rebajado dos décimas su estimación de avance del PIB para el próximo año (1,6%). Mientras que países como Alemania, Francia o el Reino Unido han visto mejoradas sus previsiones.

La zona euro mejora sus previsiones

La OCDE revisó tres décima al alza su previsión de crecimiento para la zona euro, que fijó en el 2%. Supone una buena noticia para la economía española, cuyo avance depende en buena medida del sector exterior y, en particular, de la UE. La primera economía del mundo, Estados Unidos registrará un incremento mayor, del 2,6% este año y superará el 3% en 2011. Japón, sin embargo, registrará una variación negativa del PIB del 0,9% por el efecto del terremoto y el posterior tsunami.