_
_
_
_
_
Vuelve la fiebre por internet

LinkedIn destapa el recuerdo de la 'burbuja.com'

El avance del 107% en dos días hace temer a muchos expertos que los resultados no justifiquen su precio.

Vuelve la fiebre por internet. El espectacular estreno en Bolsa de LinkedIn, la mayor red social para profesionales, recuerda al interés desaforado que generó a finales de la década de los noventa cualquier negocio relacionado con la red. La empresa ha más que doblado su valor en sus dos días de vida bursátil, un apetito por la tecnología que hace a muchos temer una nueva burbuja.com.

Las redes sociales están de moda. Los inversores las conocen, muchos las utilizan y crece la convicción sobre el potencial de estos negocios. LinkedIn ha disfrutado de un crecimiento exponencial en los últimos años y tiene beneficios, una ficha de presentación que nada tiene que ver con los proyectos que levantaban millones de euros hace algo más de una década con la simple promesa de un futuro negocio brillante.

La empresa asegura, además, que la mayor parte del negocio no depende la publicidad, el segmento más expuesto al ciclo económico, puesto que obtiene ingresos recurrentes de los servicios que cobra a usuarios, empresas o headhunters que desean bucear en su base de datos. Al fin y al cabo LinkedIn es una red que muchos usuarios utilizan para buscar trabajo, fichar profesionales o contactar con especialistas.

Los cifras avalan el proyecto. LinkedIn registró un crecimiento de ventas del 102% en 2010 y mejoró el Ebitda un 360% el pasado ejercicio. Un ritmo que ha mantenido este año y en el primer trimestre ingresó 93,9 millones de dólares, lo que le permitió lograr un incremento del beneficio neto del 14%, hasta los 2,08 millones de dólares.

Los expertos reconocen que las diferencias con las OPV de antaño son grandes. No solo se vende un negocio en beneficios, el potencial también es muy diferente pues hace diez años los usuarios de la red eran 130 millones, una cifra que queda lejos de los 2.000 millones de la actualidad. En cualquier caso, recomiendan prudencia ya que está por ver si la compañía puede realmente mantener las tasas de crecimiento que espera el mercado. "Son negocios proclives a convertirse en burbujas. Se puede llevar al infinito el valor futuro de una red", avisa Juan Ramón Caridad, de Swiss & Global.

LinkedIn debutó en Bolsa a 45 dólares, después de que los colocadores subieran el rango inicial de precios establecido entre 32 y 35 dólares, y en su primer día acabó con una subida del 109,4%. Aunque el viernes perdió un 1,2%, este fulgurante estreno deja la capitalización de la compañía en el entorno de los 9.000 millones de dólares (6.300 millones de euros), lo que implica que el PER al que cotiza, según los beneficios de 2010, ronda las 1.300 veces.

En definitiva, unos ratios muy exigentes que contrastan mucho con los de otras empresas de internet muy conocidas como Amazon, Google, Yahoo o Monster, que cotizan de media unas tres veces ventas y con unos PER entre las 26 y las 40 veces.

"LinkedIn es una compañía de crecimiento y las proyecciones que se hacen sobre papel lo aguantan todo pero cuando una empresa sube tanto el primer día hay dos explicaciones. O bien los bancos colocadores han valorado mal el negocio, algo poco probable, o que la demanda minorista es desaforada", explica un experto en tecnología.

La escasa oferta de papel para la elevada demanda es un motivo detrás del tirón de LinkedIn. La compañía vendió menos de ocho millones de acciones y el primer día se movieron 30 millones de títulos. Un interés desaforado que recuerda a la fiebre bursátil de finales de los noventa y que puede garantizar que las acciones de la compañía disfruten de una trayectoria alcista durante un tiempo. La duda está en si realmente será sostenible. De ahí que los mensajes de cautela de los expertos abunden.

"Siempre hay que ser prudentes ante nuevos modelos de negocio, lo que no significa que no vea las oportunidades que ofrece internet", comenta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. Este experto no teme tanto una segunda burbuja. "La burbuja tecnológica se produjo en un momento y bajo condiciones propicias para alimentar la sobrevaloración en precio y en expectativas de negocio. Ahora, en el peor de los casos, podría producirse sobrevaloración en precio ante una acumulación de la demanda y limitada oferta", añade.

El tiempo dirá si hay o no burbuja pero todo hace prever que el resto de redes sociales no tardarán en dar el salto al parqué para aprovechar el tirón actual. "La fuerte expectación recuerda a la burbuja de las puntocom, aunque hay razonables diferencia. En cualquier caso, LinkedIn ha puesto el listón alto a Facebook y Twitter", explica Pablo García, de Oddo.

Virtudes

Barreras de entrada. Un negocio difícil de replicar. Esta es una de las características que hace especial el negocio de LinkedIn, según los analistas de Stifel Nicolaus. La compañía cuenta con 102 millones de miembros y se ha convertido en la principal red de profesionales.Reputación. Los fundadores y gestores son muy conocidos en el sector, lo que hace que la compañía se beneficie de su reputación.Crecimiento. La tasa de crecimiento compuesta entre 2008 y 2010 es del 76% en ingresos. En 2010 aumentaron el 102% y en el primer trimestre, el 110%.

Facebook ve inevitable salir a Bolsa

Una vez que LinkedIn ha abierto la veda, empiezan las quinielas sobre los próximos estrenos en Bolsa de redes sociales. Todas las miradas apuntan a Facebook, Twitter, Groupon y Zygna, los pesos pesados del sector. ¿Quién será el primero?La directora de Operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, reconoció ayer durante su intervención en el Reuters Global Techonology Summit que la salida a Bolsa de la red social es inevitable, un proceso que siguen todas las compañías. Eso sí, la directiva no quiso aclarar cuándo y en el sector se sigue apuntando a abril de 2012. Una fecha que quizá se adelante ante el éxito de LinkedIn.La gran pregunta como siempre será el precio al que debute la red social. Cuando Goldman entró en el capital de Facebook el pasado mes de enero, la empresa se valoró a 50.000 millones de dólares (35.200 millones de euros). Las últimas transacciones cruzadas en el mercado gris se han hecho a una valoración del doble de esta, o sea, 100.000 millones de dólares. Y todo indica que si la fiebre por la red persiste, los colocadores tratarán de inflar al máximo posible el precio de salida.En cualquier caso no siempre un negocio en la red tiene un éxito fulgurante. La china Jiayuan, una web de citas, debutó el 11 de mayo y hasta el jueves apenas había repuntado un 3%. Eso sí, gracias al efecto LinkedIn gana ya cerca del 18%, aunque está por ver si este fenómeno perdura.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_