_
_
_
_
GP de España de Fórmula 1

Montmeló: veinte años de carreras

Desde que se inaugurara en 1991, el Circuito de Cataluña nunca ha faltado en el calendario del Campeonato Mundial de Fórmula 1.

Tribuna principal del Circuito de Cataluña.
Tribuna principal del Circuito de Cataluña.Reuters

Es la referencia de las competiciones de motor que se celebran en nuestro país. Y, pese a que este año cumple veinte años, y al nacimiento de circuitos más modernos, continúa siendo uno de los preferidos por los profesionales. El Circuito de Cataluña, conocido popularmente como Montmeló, localidad en la que se ubica, resiste a las nuevas construcciones multimillonarias y se ha convertido con el tiempo en una cita obligada para cualquier competición que tenga la velocidad como razón de ser.

Desde aquel 1991, Montmeló alberga el Gran Premio de España de Fórmula 1, y desde entonces nunca ha faltado en el calendario del Campeonato del Mundo. Nigel Mansell fue el primer piloto que se subió a lo más alto del cajón catalán, que ha visto subirse en él a algunos de los mejores pilotos de la historia. De todos ellos, Michael Schumacher es el que ha demostrado una especial predilección por éste trazado, ganando hasta seis veces: la primera en 1995, la última, en 2004. Este año, en cambio, las apuestas no están con él. Además de Mansell y Schumi, históricos como Alain Prost o Mika Hakkinen también han escrito sus nombres con letras de oro.

Montmeló es uno de los circuitos más divertidos para los pilotos, del que conocen todos sus detalles. Su recta de meta, de más de un kilómetro, es de las más largas del campeonato. El pedal del acelerador es pisado a fondo, y más aún este año: durante más de 800 metros, los pilotos podrán activar el alerón trasero móvil (DRS) para adelantar al coche que tienen delante, un elemento que ha revolucionado las carreras de esta temporada. Tras ella, una 'chicane' a la que sigue una prolongada curva abierta de derechas, que conduce a la zona más revirada del circuito. La recta de atrás es otra buena oportunidad para poner a prueba la velocidad punta del monoplaza.

Su trazado sólo ha variado en dos puntos, que son usados en las carreras de Fórmula 1: en la curva a izquierdas bauitizada como "La Caixa", cuyo ángulo se cerró más para mejorar la posibilidad de adelantar, y en la curva que da entrada a la recta principal, en la que se incorporó una 'chicane' para disminuir la velocidad a la que llegaban los monoplazas. En cuanto a equipamientos, el Circuit también ha tenido que adaptar los elementos de seguridad, alejando los muros, ampliando escapatorias, y asfaltando de nuevo algunos puntos, como la recta de meta. Las zonas vip también se ha ido ampliando.

Pero el cambio de más impacto, y que se ha convertido en uno de sus señas de identidad, fue el de la tribuna principal, cuya remodelación en 2002 la dotó del doble de capacidad y de un diseño acorde al siglo XXI, con la firma de Hermann Tilke, el diseñador "oficial" de la Fórmula 1. En torno a 100.000 personas se podrían dar cita este fin de semana en el Circuit, repartidas entre sus tribunas y las zonas de "pelouse".

En junio, durante el fin de semana de 3 al 5, será el turno para el mundial de Motociclismo. En este caso, el Circuit acoge el Gran Premio de Cataluña, otra cita clásica del campeonato.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_