Excluidos la obra social y la marca

Asamblea de Cajasol aprueba el traspaso de activos y pasivos a Banca Cívica

La Asamblea de Cajasol ha aprobado por mayoría el proyecto de traspaso de todos los activos y pasivos financieros de la entidad a Banca Cívica.

De esta manera, Cajasol segrega la totalidad de los elementos patrimoniales (activos y pasivos) que componen su negocio financiero, según un comunicado de la entidad.

En este proyecto de segregación han quedado excluidos únicamente los activos y pasivos afectos a su obra social y la titularidad de sus signos distintivos propios, como marcas o nombres comerciales, cuyo uso se cede a Banca Cívica.

Asimismo, la asamblea ha aprobado elevar a la Junta de Andalucía una propuesta de reforma de los Estatutos de Cajasol para su adaptación al ejercicio indirecto de la actividad financiera.

Esta adaptación recoge las nuevas exigencias y requerimientos que plantea la nueva Ley Andaluza de Cajas.

La asamblea, en una sesión extraordinaria celebrada en Sevilla, ha acordado además la adaptación del reglamento de organización y funcionamiento interno, así como el mantenimiento con sus funciones de la Asamblea General, el Consejo de Administración y la Comisión de Control, órgano este que asume las funciones del Comité de Auditoría.

En su intervención ante la Asamblea, Antonio Pulido, presidente de Cajasol y copresidente de Banca Cívica, ha asegurado que este "paso histórico favorecerá sin duda el crecimiento de la entidad a nivel nacional e internacional".

"Estamos construyendo un proyecto mejor, más sólido, mas fuerte. Damos un paso de gigante, afianzando nuestro negocio tradicional con nuestro arraigo territorial, tan importante para nosotros", ha dicho Pulido.

En este sentido, Pulido ha señalado: "ganamos posición de liderazgo en un proyecto nacional, ganamos una Fundación que será la más importante de Andalucía y Castilla-La Mancha, ganamos solvencia y capitalización, que nos permitirá ser más eficientes y por último, ganamos una nueva forma de hacer banca, un modelo de negocio pionero que tiene como vocación el servicio social".

El presidente de la entidad ha repasado en su intervención la situación macroeconómica española y la situación de la reforma del sector financiero y ha destacado la solidez de las entidades financieras españolas, que han tenido un comportamiento ejemplar en comparación con el de otras entidades de países de nuestro entorno.