Para suceder a Strauss-Kakn

Las casas de apuestas también optan por Lagarde

La dimisión de Dominique Strauss-Kahn al frente del FMI ha inaugurado oficialmente una carrera por la sucesión que se abrió el mismo día de la detención del político francés. La principal candidata al puesto es la ministra de finanzas gala, Christine Lagarde, que ya cuenta hasta con el respaldo de las casas de apuestas.

Dominique Strauss-Kahn, del FMI, y Christine Lagarde, ministra francesa de Economía, en Davos
Dominique Strauss-Kahn, del FMI, y Christine Lagarde, ministra francesa de Economía, en Davos

Christine Lagarde, ministra de finanzas francesa, se perfila como la próxima Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). La gala cuenta con un currículo envidiable, unas habilidades políticas fuera de toda duda y los poderes económicos la ven con buenos ojos. Unos apoyos a los que hay que sumar los de las casas de apuestas Paddy Power o William Hill.

En Inglaterra cualquier motivo es bueno para apostar. Ya sea un partido de futbol, una carrera de caballos o la sucesión al frente de cualquier organismo internacional. De hecho, las mismas casas que hoy cobran a 2,20 euros el apoyo a Lagarde, preveían hace un mes que el italiano Mario Draghi sería el sucesor de Jean Claude Trichet al frente del Banco Central Europeo (BCE). En esa ocasión dieron en el clavo, y en esta parece que también lo harán. Desde luego, eso apuntan las últimas declaraciones de los diferentes líderes europeos.

Esta misma mañana el secretario de Estado francés de Transportes, Thierry Mariani, ha declarado que la ministra "sería una muy buena candidata" para sustituir a Dominique Strauss-Kahn. Aunque en esta primera reacción de un miembro del Gobierno galo, Mariani ha reconocido que "Francia no es el único que sueña" con ese puesto. Esta declaración pone de manifiesto la idea que han empezado a poner de manifiesto países emergentes como China que exigen que se les empiece a reconocer su cada vez mayor importancia en la economía mundial a través de una mayor representación en este tipo de organismos. Para estos estados un primer paso sería romper el pacto no escrito existente entre EE UU y Europa por el cual la presidencia del Banco Mundial la debe de ostentar un estadounidense y la del FMI un ciudadano del Viejo Continente.

Candidatos de países emergentes

En diferentes medios anglosajones empiezan a surgir los nombre de candidatos alternativos como Kemal Dervis, quien como ministro de Finanzas de Turquía ayudó al país a evitar la quiebra soberana con la ayuda del mismo FMI en el año 2000. El otomano aparece como segunda opción en las casa de apuestas seguido del indio Montek Singh Ahluwalia, vicepresidente de la comisión de planificación del país asiático.

Tras estos ya empiezan a aparecer nombres europeos. Apostar un euro por el exprimer ministro británico, Gordon Brown, puede reportar un retorno de nueve mientras que hacerlo por el ahora Director Gerente del FMI en funciones, el estadounidense Jhon Lipsky, puede reportar un jugoso beneficio de 10 euros. Sin embargo, la falta de apoyo por parte de su propio país en el caso de Brown y el anunció de que se marchará en agosto por parte de Lipsky no hace muy probable que se vaya a recuperar la inversión.

A pesar de estas especulaciones, Lagarde parece ser la única apuesta segura. Los candidatos alternativos con más credibilidad no son europeos y esa condición parece que, de momento, les descarta. Desde luego, así lo aclaró este lunes la canciller alemana, Angela Merkel, al considerar "que en la actual fase, hay buenas razones para que Europa tenga listos a sus candidatos". A pesar de ello no descartó que en un futuro esto pudiese cambiar. "Sabemos que a medio plazo los países emergentes reclamarán puestos tanto en el FMI como en el Banco Mundial", dijo Merkel tras matizar que ahora "no es el momento". Por tanto, si quieren ganar apuesten en francés. En el escaso medio siglo de vida del FMI, este ha sido dirigido por un galo durante 26 años.