Activos en dólares, euros y libras

Santander UK emite 3.950 millones de euros en bonos hipotecarios

Santander UK, la filial británica del grupo Santander, ha conseguido poner en marcha una emisión de bonos respaldados por hipotecas por importe de 5.600 millones de dólares (3.950 millones de euros), en la que será la mayor colocación de deuda de una entidad británica desde el inicio de la crisis. Hay que retroceder a junio de 2007 para encontrar una emisión de cuantía superior, la realizada por Royal Bank of Scotland por 7.100 millones de dólares (5.007 millones de euros) en bonos también respaldados por hipotecas, según datos recogidos por Société Générale.

Esta emisión de deuda hipotecaria, con activos en dólares, euros y libras, es síntoma de la paulatina recuperación del mercado de capitales, que ya aceptaría activos vinculados a mayores dosis de riesgo y que en otro tiempo, el del estallido de la crisis subprime, despertaron los mayores recelos. La colocación de Santander UK incluye 3.000 millones de dólares (2.115 millones de euros) en activos con vencimiento en julio de 2014, con un cupón de 140 puntos básicos sobre el líbor a tres meses, otro tramo de 275 millones de dólares (194 millones de euros) con vencimiento en julio de 2016 y un cupón de 150 puntos básicos sobre la citada referencia. La colocación se completa con un tramo de 750 millones de libras (858 millones de euros) y otros dos tramos de 775 millones de euros, según fuentes próximas a la operación. Barclays Capital, JP Morgan Chase y Morgan Stanley han sido los encargados de la emisión, junto con el propio Santander.

El mercado británico también sufrió un brusco pinchazo inmobiliario que la banca sigue purgando. De hecho, el número de hipotecas concedidas en Reino Unido en el mes de marzo cayó un 60% respecto a febrero.

SANTANDER 3,33 -2,71%

aviso de cameron

l Los bancos de Reino Unido podrían enfrentarse a nuevos impuestos si no contribuyen a mejorar el flujo del crédito a las empresas y particulares, según advirtió ayer el primer ministro David Cameron en una comparecencia ante el Parlamento.