Permanecerán en la Puerta del Sol hasta el 22 de mayo

Los jóvenes, dispuestos a robar el protagonismo a los candidatos

Las concentraciones en la Puerta del Sol prosiguen a pesar de los desalojos de la madrugada del lunes. A las dos de la mañana mil personas se encontraban en el kilómetro cero para protestar por la situación económica y política. Permanecerán allí hasta el día de las elecciones.

Concentración de jóvenes en la Puerta del Sol madrileña para protestar por la situación económica y política
Concentración de jóvenes en la Puerta del Sol madrileña para protestar por la situación económica y política

Las protestas iniciadas el domingo en 50 ciudades españolas por el movimiento Democracia Real Ya! se repitieron ayer en la Puerta del Sol después del desalojo sufrido la jornada anterior. La intención de este grupo de jóvenes organizados a través de las redes sociales es permanecer en el centro de Madrid hasta el próximo 22 de mayo, día de las elecciones.

Ayer a las ocho de la tarde unas 4.000 personas se concentraban en el kilómetro cero para protestar por la actual crisis económica y política. El movimiento que comenzó el pasado 15 de mayo le está robando el protagonismo a la campaña electoral. Los candidatos han pasado a un segundo plano y ahora todos los ojos permanecen puestos en una generación que ha visto cómo la convulsa situación económica ha hecho mella en ellos. De acuerdo a los últimos datos de empleo los jóvenes son los grandes perjudicados.

Seis horas después, a las 2:00 de la madruga, unas mil personas continuaban concentradas en la Puerta del Sol. Desde uno de los edificios principales de la plaza colgaba una pancarta con el lema "Lo llaman democracia y no lo es".

Los participantes, en su mayoría jóvenes, aunque también se han sumado a ellos personas de distintas edades que se sienten identificadas con las reivindicaciones, han creado cinco comisiones para organizar las acciones que se llevarán a cabo. Uno de los objetivos es disuadir a todos aquellos que pretendan ensombrecer el carácter reivindicativo de las manifestaciones, paro ello piden encarecidamente que no se introduzca alcohol en la plaza.

Los concentrados tampoco quisieron dejar pasar la ocasión para recordar a los 19 detenidos en los disturbios del domingo que fueron puestos en libertad con cargos el pasado lunes.

Junto a los manifestantes, decenas de policías apostados en la sede central del gobierno regional vigilan que no se produzca ningún incidente. En principio tienen órdenes de no intervenir a menos que produzcan disturbios.

Concentraciones en otras ciudades

Esta madrugada la Policía Nacional ha desalojado a un centenar de personas que se encontraban asentadas en la plaza del Carmen de Granada.

Los miembros de seguridad pidieron a los manifestantes que abandonaran la plaza. Ante la negativa de los allí concentrados, los agentes levantaron uno a uno a los jóvenes que pedían hablar con el subdelegado del Gobierno de Granada. Dos personas fueron detenidas porque se negaban a abandonar el lugar.

Por su parte, en la Plaza de Cataluña de Barcelona, cincuenta personas, de las doscientas que han pasado allí la noche, continúan con la protesta. La Guardia Urbana les pidió que abandonaran el asentamiento para que los servicios de limpieza pudieran adecentar la zona, pero los mismos manifestantes se ofrecieron voluntarios a realizar ellos la tarea.

Además de en Madrid, Granada y Barcelona, las movilizaciones se han repetido en otras trece ciudades españolas.