Las exportaciones tiran del PIB, que avanzó un 0,3% en el primer trimestre

La economía española continúa su suave recuperación

El Producto Interior Bruto (PIB) español registró un avance del 0,3% en el primer trimestre del año con respecto al trimestre precedente y del 0,8% en tasa interanual, según confirmó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), que destaca que la economía española "continúa en una senda de suave crecimiento, apoyada por la contribución del sector exterior".

La Contabilidad Nacional Trimestral del primer trimestre publicada hoy por el INE coincide con el dato avanzado la semana pasada. Las cifras de Estadística mejoran en una décima, tanto en la variación intertrimestral como en la interanual, las ofrecidas por el Banco de España, que estimaba un crecimiento del 0,2% en el primer trimestre y del 0,7% en tasa interanual.

En términos intertrimestrales, el PIB creció un 0,3%, una décima más que en el trimestre precedente. Comparado con el primer trimestre de 2010, el creciento interanual fue del 0,8%, dos décimas más.

El PIB registra ya tres trimestres seguidos con crecimiento positivo en tasa interanual, tras el estancamiento del segundo trimestre del pasado año y el descenso del 1,4% del primer trimestre de 2010. Estadística destaca que "la economía española continúa en una senda de suave crecimiento interanual, apoyada fundamentalmente por la contribución del sector exterior".

Tirón de las exportaciones

De hecho, las exportaciones crecieron en el primer trimestre el 11,2% respecto al mismo periodo de 2010, lo que permitió una aportación positiva del sector exterior a la economía española, que compensó el lastre de la demanda nacional provocado por el estancamiento del consumo y la caída de la inversión.

La contribución negativa al crecimiento agregado de la demanda nacional se mantuvo en el trimestre en -0,6 puntos, mientras que la demanda externa aumentó dos décimas su aportación al PIB trimestral (de 1,2 a 1,4 puntos).

El gasto en consumo final de los hogares atenuó su crecimiento interanual en el trimestre, desde el 1,7% hasta el 0,7%. Por su parte, la inversión redujo su contracción y el gasto de las administraciones públicas repuntó a tasas positivas, desde el -0,9% hasta el 1,1% interanual, hecho que no se producía desde el cuatro trimestre de 2009.

La remuneración de los asalariados, principal recurso de las familias para afrontar su consumo, se redujo ligeramente en este trimestre (-0,2%). De este modo, el consumo se moderó hasta el 1% desde el 1,8% precedente. Atendiendo al gasto, esta desaceleración fue menos acusada debido al aumento de la actividad turística.

En los tres primeros meses del año, el empleo cayó el 1,4% respecto a hace un año, lo que supuso la destrucción neta de más de 240.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año. Por su parte, las horas efectivamente trabajadas crecen a un ritmo del 0,3%.

El comportamiento cada vez más expansivo de las economías de Alemania y Francia contribuyeron no solo a la mejora del crecimiento español, sino también a la del conjunto de la Unión Europea, que en el primer trimestre aceleró tres décimas su crecimiento interanual, del 2,2% al 2,5%, y de la zona euro, que avanzó cinco décimas, del 2% al 2,5%. Todas las economías de la eurozona muestran un crecimiento superior al de España.