Jornada negativa

El Íbex se desinfla y vuelve a niveles de marzo

La positiva subasta del Tesoro ha tenido un efecto efímero en el selectivo. Tras una mañana sobre la línea de los 10.400 puntos, ha terminado cediendo hasta los 10.306 puntos, un nivel que no alcanzaba desde el mes de marzo, arrastrado por las caídas en Wall Street.

Ibex, el más fuerte
Ibex, el más fuerte

Nuevo retroceso del selectivo español. Tras un inicio de jornada en negativo, el hecho de que el Tesoro colocara 5.500 millones de duda a corto plazo sin mayores problemas hacía presagiar una jornada de cierta confianza y recuperación en el parqué. El objetivo de retomar los 10.400 puntos perdidos la semana pasada parecía factible durante la mañana. Aunque tímidamente, el selectivo superaba la barrera con subidas por encima del 0,5%, y se confirmaba como el único mercado europeo en números verdes.

Sin embargo, a media tarde el Íbex comenzaba a perder el terreno conquistado, inciando una tendencia bajista que no volvería a revertirse durante el resto de la jornada, alternando subidas y bajadas poco significativas. Un día más, los 10.400 puntos ya eran un objetivo inabordable, y el índice español acompañaba a al resto de plazas europeas en las pérdidas, finalizando la jornada con un retroceso por encima del medio punto (-0,56) y 10.306 puntos. De mirar a los 10.400, a estar a punto de perder los 10.300.

Sacyr se ha llevado la palma en el lado negativo, con un retroceso del 5,33%, mientras que Gamesa (+2,26) y Amadeus (1,29) han tirado del lado de las ganancias.

IBEX 35 9.483,50 -4,07%

La caída vespertina también ha arrastrado a la prima de riesgo española, después de rondar los 210 puntos básicos durante la mañana beneficiándose de la venta de deuda por parte del Tesoro. Al cierre de la Bolsa, la deuda país se situaba en los 222 puntos básicos. Portugal, Grecia e Italia también han sufrido repuntes en sus bonos.

En este clima pesimista han influido de forma notoria, un día más, las malas sensaciones llegadas desde Wall Street, que vuelve a generar inestabilidad en los parqués europeos. La aprobación del rescate de Portugal por 78.000 millones de euros tampoco ha hecho disipar las dudas sobre Grecia, lo que también ha lastrado a los diferentes índices.

Todos los Europeos han perdido. Londres ha rozado el 1% de descenso, tras conocerse el dato de la inflación en el Reino Unido, que se disparó hasta el 4,5% en el mes de abril. El dato dobla el objetivo de estabilidad de precios fijado por el Banco de Inglaterra en el 2%, y es el mayor desde septiembre de 2008. Frankfurt también cae, en su caso por encima del 1,5%.

Por su parte, el euro sí ha parecido vivir al margen de los vaivenes de los mercados europeos, manteniéndose estable, mientras que el petróleo vuelve a bajar su precio, cayendo un 2,5% y por debajo de los 110 dólares por barril.