Pese a la recuperación en el tramo final, el Dow Jones cede un 0,55%

Sprint de última hora en Wall Street

El parqué neoyorquino persiste en la corriente bajista de las dos últimas jornadas, pero una reacción postrera evita caídas mayores. Tanto el apartado macro como el empresarial -con los resultados de HP como decepción principal- ofrecieron este martes nuevas trabas, dificultando el rebote.

Al término de la sesión, el Dow Jones pierde un 0,55% (12.479 puntos); el S&P 500 cede un exiguo 0,04% (1.328 enteros), y el tecnológico Nasdaq acaba casi plano, con una pequeña subida del 0,03% (2.783 puntos).

Idas y venidas, pero siempre en terreno pantanoso. La Bolsa de Nueva York fue incapaz este martes de recuperar las compras. Solo en el último tramo, achicó los descensos. Por el contrario, tanto las referencias macroeconómicas del día como las noticias empresariales animaron a perseverar en la recogida de beneficios.

Así, las construcciones iniciales de viviendas correspondientes al mes de abril quedaron en 523.000, por debajo de las 569.000 previstas por los expertos y de las 585.000 del registro previo. También defraudó el dato de permisos. En abril, éstos ascendieron a 551.000, desde los 574.000 de marzo y frente a los 590.000 pronosticados por los analistas.

DOW JONES 28.992,41 -0,78%

Por otra parte, la producción industrial no experimentó variaciones en abril, mientras que los economistas habían adelantado un incremento del 0,4%. En marzo, el crecimiento fue del 0,7%. Esta falta de movimiento podría estra relacionada con el terremoto de Japón que afectó a algunos de los sectores más pujantes, como la automoción.

Con estos indicadores, ya son varias las señales pesimistas sobre la evolución de la economía que acumula Wall Street en las últimas jornadas. Ello unido al término del plan de estímulo, establecido para finales de junio, hace recelar a los operadores bursátiles que optan por la cautela y hacen caja para atesorar parte de las ganancias cosechadas recientemente. Además, continúa planeando la crisis de deuda en Europa, lo que tampoco contribuye a apaciguar los ánimos.

Frente empresarial

Este martes, el apartado empresarial tampoco remó a favor. Los resultados de Hewlett-Packard (HP) han caído como un jarro de agua fría. Pese a que el fabricante de ordenadores obtuvo un beneficio neto de 2.304 millones de dólares (1.625 millones de euros) en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal -un 4,7% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente-, la rebaja en la previsión de beneficios para el conjunto del ejercicio castiga duramente al valor, que bajó un 7,26%.

Wal-Mart también rindió cuentas hoy. La cadena de almacenes presentó unas ganancias en el primer trimestre del año un 3,8% superiores a las registradas en el mismo periodo del año anterior. Pese a que con ello la minorista rebasa los pronósticos de los analistas, el hecho de que las ventas en las tiendas con al menos un año de antigüedad hayan caído (un 1,1%) no ha sido bien recibido por los inversores. Las acciones de Wal-Mart descienden un 0,93%.

En el capítulo de las materias primas, el barril de petróleo de Texas cayó el 0,47% para cerrar a 96,91 dólares.