El FMI, Grecia y la apertura de Wall Street

La detención del cabeza visible del FMI, ha provocado una oleada de falta de credibilidad hacia el FMI. El Ecofin europeo se reúne hoy y hay mucha desconfianza hacia que sea capaz de encontrar una solución válida para Grecia y compañía.

Además se ha publicado un dato de Empire State o indicador de manufacturas de la FED de Nueva York que ha quedado claramente peor de lo esperado, y al nivel más débil en 5 meses, incrementando las dudas sobre la fiabilidad del crecimiento en EEUU.

Los aires de desaceleración económica en todo el planeta ya se crearon hace unas cuantas semanas cuando poco a poco los precios de las materias primas estaban afectando al consumidor y la agencia internacional de la energía recortaba sus previsiones de demanda por efecto de los altos precios. Como todos los ciudadanos sabemos, debilidad de los precios de las materias primas no implica una bajada de los mismos en el consumidor final, por lo que por mucho que hayan bajado no se espera que haya un alivio y inmediato de las presiones inflacionistas.

El petróleo evoluciona a la baja y podría perjudicar al sector energético.

Tampoco ha gustado al mercado el hecho de que Nasdaq e ICE se hayan echado atrás en su oferta de compra de NYSE. En estos momentos NYSE baja casi el 10%.

Se espera debilidad en el sectorial bancario que no ha tenido el día ya en Europa.

JC Penney sube 6% tras dar resultados mejor de lo esperado, pero Lowe?s los ha dado peores de lo previsto y baja casi el 5 %.

Google podría empezar a utilizar emisiones de bonos para respaldar emisiones de papel comercial que está llegando a vencimiento

Desde el punto de vista técnico el futuro del S&P 500 se mueve ya en zona peligrosa, muy cerca de perder los soportes contra los que lleva muchos días luchando. Moverse claramente por debajo de 1.325 sería muy mala señal. No obstante no se puede descartar que esta zona vuelva a resistir.