¿Marca el primer trimestre la evolución del resto del año?

Los resultados del primer trimestre de las empresas españolas han respondido en líneas generales a lo que esperaba el mercado. Lo que ocurra de aquí en adelante es difícil de calibrar. "El balance es bueno, pero es pronto para valorar la extrapolación que tendrá para el conjunto del ejercicio, y asegurar que va a ser igual", explica Nuria Álvarez, de Renta 4. La experta considera que "hay que estar pendientes de la evolución que siga la economía". "El efecto sobre las compañías será bien distinto si el PIB se estanca, cae o crece", dice. Por delante, además, están pendientes nuevas subidas de los tipos de interés, tal y como ya ha avisado el BCE, y que afectarán al coste de la deuda y a la capacidad de financiación. La institución monetaria incrementó el precio del dinero al 1,25% en abril, y podría aprobar un nuevo alza este otoño.

Paralelamente, Susana Felpeto, subdirectora de análisis de Atlas Capital, añade que en los próximos meses habrá que tener en cuenta el negocio de las empresas más vinculadas al ciclo económico, como hoteleras o aerolíneas, ya que este año la Semana Santa -periodo de alza del consumo- ha caído fuera del primer trimestre. En donde sí que piensa que habrá una tónica igual es en la banca. "Las provisiones seguirá siendo altas. Y, por otro lado, habrá que ver como termina todo el proceso de reestructuración del sector financiero".

A pesar de las salvedades, los analistas manejan unas previsiones que apuntan a un descenso en el beneficio de las empresas del Ibex para 2011 del 10,8%, motivado en gran parte por la ausencia de partidas extraordinarias. No obstante, el sentimiento de los expertos también ha ido empeorando, porque en el arranque del ejercicio se proyectaban una caída del 3%, según Factset. Las empresas con mejores pronósticos son Telecinco, Amadeus, Acerinox, AcerlorMittal, Grifols, Gamesa, Renovables, Sacyr y Técnicas Reunidas.