Los beneficios llegan de fuera

Las empresas del Ibex se sustentan fuera de España

La facturación de las compañías creció el 10,7% en el primer trimestre gracias al tirón del negocio exterior, que supone más del 55% de las ventas. El beneficio subió solo el 1%

Las grandes empresas de la Bolsa española no han podido repetir el excelente resultado del primer trimestre de 2010, cuando elevaron el beneficio el 20% confirmando así la salida de la crisis. El arranque de 2011 ha sido más flojo, con un crecimiento de solo el 1%; las cuentas de Inditex son previsiones de Factset, ya que sigue un calendario fiscal diferente y publicará sus datos el 15 de junio. El balance agregado, no obstante, está afectado por la generación de plusvalías de algunas de las entidades del Ibex en el mismo periodo del ejercicio anterior, y que impulsaron al alza las cuentas a nivel global.

El Ebit, que es el beneficio neto de explotación y que no está tan afectado por criterios contables y extraordinarios, aumentó entre enero y marzo el 3%. La parte más positiva en los resultados de las compañías del Ibex está en el crecimiento de la facturación, del 10,7%, hasta los 81.138,5 millones de euros. Esta mejora se ha producido una vez más por el avance de los negocios a nivel internacional, que supone más del 55% de las ventas. Estados Unidos, sobre todo Latinoamérica, y Europa siguen siendo las zonas de preferencia para crecer. Empresas como Grifols obtuvieron más del 70% de los ingresos fuera de España.

Los resultados ponen en evidencia una vez más que la economía sigue débil. El crecimiento en España es escaso o nulo para la mayoría de los sectores. "Queda demostrado que vamos un paso por detrás del resto de las economías", asegura Susana Felpeto, subdirectora de análisis de Atlas Capital.

El mercado valora que se hayan mantenido las políticas de dividendo

El consumo privado nacional sigue resentido, y en este trimestre ha jugado en contra también el aumento del precio de las materias primas y la incapacidad en la mayoría de las empresas de trasladar esa subida de costes a las ventas, tal y como comenta Patricia García, de Banco Sabadell. Una de las afectadas, y así lo ha explicado, ha sido Ebro Foods. En el negocio del arroz ha podido incrementar precios en Estados Unidos para el consumo final, algo que la permitirá registrar una mejora de los márgenes en el segundo trimestre, mientras que Europa no ha logrado hacerlo.

Las previsiones van encaminadas hacia el mismo sentido, y el negocio exterior seguirá siendo el motor de crecimiento. Los mensajes que han vertido las compañías así lo han confirmado, aunque en cierto modo persiste la cautela. "Llama la atención que sea la exposición internacional una de las fortalezas de las empresas españolas del Ibex, y son las pequeñas y medianas (con menor peso en el exterior) las que se han mostrado más entusiastas respecto a sus expectativas de futuro", asegura Patricia García.

Las empresas del Ibex han frenado sus ganancias en el primer trimestre, pero ninguna ha tenido números rojos. En el mismo periodo de 2010, Ferrovial se convirtió en la peor del grupo al registrar pérdidas de 80 millones; a marzo de 2011 sumó beneficios por 224 millones, gracias al negocio en Reino Unido y la venta de Swissport.

Santander volvió a situarse como número uno con el mayor beneficio, superior a los 2.100 millones. Mientras IAG pasó a formar parte del Ibex 35 tras consolidarse la fusión entre British Airways e Iberia y consiguió unas ganancias de 33 millones.

El sector que ha tenido y mantiene más preocupados a los inversores es el financiero. Santander y BBVA han reducido su resultado neto un 4,8% y 7,3%, y el de Popular, Sabadell y Bankinter, el 9%, 22,3% y 26,2%. "Hay una escasa visibilidad para la banca mediana. En un entorno de alta tasa de paro y de incertidumbre sobre el sector inmobiliario es difícil que se pueda contemplar una mejora en los niveles de morosidad", comenta Nuria Álvarez, de Renta 4. Alfredo Sáenz, consejero delegado de Santander, manifestó en la presentación de resultados que el crédito debería reducirse más en España. Brasil y América Latina fueron los motores de sus cuentas, que se vieron afectadas por la caída de la actividad doméstica.

Un aspecto positivo destacable en los bancos es que durante el primer trimestre han conseguido todos llegar al core capital del 8% que exige el Banco de España a los cotizados. æscaron;nicamente Bankinter, dentro de los españoles, tuvo la necesidad de incrementar el capital mediante una emisión de 404,8 millones de euros en bonos convertibles.

En el sector financiero, y de cara al futuro, los expertos están pendientes de la finalización del proceso de reestructuración, dentro del cual están las salidas a Bolsa y posibles operaciones corporativas.

En cuanto a la deuda, ha quedado constancia de que las empresas continúan con su proceso de desapalancamiento. "Se ha producido una importante caída de los gastos", indica Susana Felpeto. Las empresas del Ibex redujeron su deuda más del 9%. Las previsiones para el final del año es que esta cifra se mantenga sobre el nivel del cierre de 2010, que se acercó a los 220.000 millones. El caso más significativo es el de Ebro Foods, cuya deuda ha bajado un 94%.

Otro de los aspectos que más valora el mercado es que en esta temporada las compañías han mantenido sus políticas de dividendo pese a la incertidumbre que rodea a la economía española. El problema puede venir en los próximos meses. Los analistas no descartan que la banca mediana tenga la necesidad de aplicar algún recorte en sus pay out. De ser así, la Bolsa española iría perdiendo uno de sus mayores atractivos: la rentabilidad por dividendo, que actualmente supera el 4,6% en el caso del Ibex 35, frente al 3,8% del Euro Stoxx.

Patricia García concluye que "el ritmo de crecimiento de los beneficios de 2011 para las compañías del Ibex 35 todavía será menor que el de las compañías del Euro Stoxx 50 (por el peso de las alemanas y francesas principalmente) y las del S&P.

Las cifras

570% ha crecido el resultado de Acerinox gracias a la fuerte demanda de acero inoxidable en Norteamérica. Esta zona supone ya el 45,4% de las ventas totales de la compañía, que ascendieron en el primer trimestre a 1.414 millones (+41,4%).

43% subió la facturación de Abengoa, el mayor crecimiento entre las empresas del Ibex. La clave estuvo en la contribución de las nuevas plantas de bioetanol de Indiana e Illinois, y en el avance en la construcción de varias plantas.

94% ha caído la deuda de Ebro Foods, hasta 32,8 millones, que incluyen los dividendos extraordinarios de abril y julio (46 millones).