Análisis técnico

Nuevo día de bajadas en Europa

Aunque la sombra de la crisis griega es muy alargada y siempre está presente, hoy la verdadera causante de la caída ha sido la renovada bajada de las materias primas. También han colaborado los malos resultados, de Cisco, una empresa que es un icono entre las tecnológicas.

Ya ayer por la noche cerraba Wall Street con una dura bajada de, por ejemplo, el sector energético del 3 % con lo que acumula en el mes más de un 7 %.

Si miramos gráficos, comparando un índice amplio de materias primas y el S&P 500, veremos que desde el verano pasado tienen una correlación total.

Ahora bajan los índices de materias primas, el S&P no lo hace en la misma medida, ¿se romperá la correlación o el S&P 500 caerá? Lo veremos en los próximos días.

La secuencia de los hechos que nos ha llevado a esta situación, podría ser la siguiente:

1- Ante la crisis económica, y el atasco en los mercados financieros, la FED decide lanzar el helicóptero que arroja billetes desde el cielo, léase QE1 y QE2, estando en esta última hasta junio.

2- La realidad es que el helicóptero de la FED cuando arrojaba dinero desde el aire, no podía seleccionar. Los billetes caían y caen, flotando en el aire, y van donde los lleva el viento, casi nunca caían donde hacía falta de verdad, en el particular, en la PYME a la que no le daban crédito. El viento los llevó a los países emergentes, a las materias primas, a los sectoriales de materias primas... y claro caía mucho dinero. Si no se ha creado una burbuja en este tema poco ha faltado.

3- La pura realidad es que lo de las materias primas era una burbuja en toda regla, y esta burbuja ha arrastrado a sus productores, es decir, muchos emergentes, y por eso no es de extrañar que el FMI no se cansa de repetir que controlen sus variables macro...

Y ahora podría ser que se hubiera pinchado la burbuja de las materias primas... si esto fuera así, no sería bueno para las bolsas, y además siempre teniendo en cuenta, que a mí me sigue pareciendo lo más importante de todo y con diferencia, que a finales de junio el helicóptero deja de volar.

La parte positiva, es que quizá el dinero que sale de los sectoriales de materias primas, vuelva a entrar en otros sectores que se pongan de moda... podría ser.. .nunca se sabe con estas cosas... lo malo es que a finales de junio se para el helicóptero y, perdonen la pesadez, pero es vital.

4- Con todo esto se aparca temporalmente el tema de Grecia. Pero volverá porque es muy grave. La aventura del euro sin una política fiscal muy unida, no está saliendo bien, y los políticos tendrán que ponerse las pilas para sacarnos de esta. A veces da la sensación que la UE no tiene nada claro lo que tiene que hacer. Hoy el FMI ha comentado que recomienda al BCE que tenga calma con las subidas de tipos, dada la situación de muchos países. Desde luego que así, y más teniendo en cuenta, que la inflación no ha subido por un consumo fuerte, sino por una subida desmadrada de las materias primas.

Con todo esto al cierre, el Ibex 35, sigue perdido en el centro del lateral en el que anda metido desde hace mucho sin perspectivas de salir de el ni por arriba ni por debajo. Nada de nada. Los laterales son un mal asunto, terminan por echar del mercado a los clientes finales que se desesperan...

Mientras, el aspecto técnico de EEUU es diferente, con un futuro del mini S&P 500 que sigue luchando a brazo partido por no perder la zona de soportes clave. Cuando parecía que los estaba superando, de nuevo vuelve a la lucha. A la hora de escribir estas líneas, tras el cierre europeo, siguen resistiendo.

Mercado de momento por tanto resbaladizo, y en momentos así hay que ser frio en los análisis, cosa que no siempre sucede y si no vean:

Morningstar encargó hace unos años a los profesores Bernatzi, Kahneman y Thaler que llevaran a cabo un sondeo para determinar hasta qué punto los inversores de EEUU estaban sujetos al problema del exceso de optimismo. El estudio se hizo en 1999 justo antes del estallido de la burbuja y la pregunta era sencilla:

Cuando usted se plantea una inversión financiera ¿pasa más tiempo pensando en las ganancias que podría obtener o en las pérdidas que podría causarle?

Las respuestas fueron de lo más impactante, tanto que aparecen en algunos libros de psicología:

- El 39 % declaró que pasaba mucho más tiempo, prácticamente todo el tiempo, pensando en lo que iba a ganar.

- El 35 % que pasaba más tiempo pensando en lo que iba a ganar.

- El 19 %, hacía lo correcto, es decir, pasar el mismo tiempo valorando la ganancia o la pérdida.

- El 6 % tan sólo decía que pasaba algo más de tiempo valorando la pérdida.

- El 1 % decía que pasaba casi todo el tiempo valorando la posible pérdida.

Creo que los resultados son para que nos pongamos todos a reflexionar. El 74 % de los que entran en el mercado lo hace porque cree que va a ganar mucho y no valora adecuadamente el riesgo. Sólo un 7 por ciento se preocupa mucho por las pérdidas. ¡ El 74 % frente al 7% ! y un miserable 1 por ciento de gente que se preocupa de forma extrema por las pérdidas frente a un 39 % que se preocupa casi sólo de lo que van a ganar.