¿Se repetirá la debacle de 2008?

La burbuja de las materias primas estalla... Otra vez

El petróleo y la plata se han dado un batacazo. ¿Es la antesala de un hundimiento similar al que sufrieron las commodities en 2008? Entonces, el petróleo Brent pasó de 150 dólares a menos de 40 en cinco meses.

¿La fuerte demanda de China ha desaparecido? ¿Las commodities ya no son un refugio para la inflación? ¿Las expectativas de crecimiento económico se han esfumado? Parece que la respuesta a todas estas cuestiones es negativa... Pero los hechos están ahí, y el caso es que la caída ha sido de órdago en unos pocos días.

Las declaraciones de Trichet y los datos de Estados Unidos pueden ser coadyuvantes, aunque la razón de fondo parece ser, una vez más, la especulación pura y dura. No debe extrañarle a nadie, las materias primas cotizan en los mercados de derivados y el pastel es muy apetitoso. Institucionales, hedge funds y algún que otro particular han abrazado con entusiasmo oro, plata, madera, cobre, petróleo y materias agrícolas, sea directamente o a través de fondos cotizados.

Puede ganarse mucho dinero, claro está. Las opiniones de expertos, con intereses directos en estos negocios, cambian en cuestión de días o incluso de minutos. Goldman Sachs advirtió hace unas semanas de la burbuja de las commodities, pero no ha tardado en cambiar de opinión. Es difícil discernir argumentos válidos en un activo tan volátil que puede llegar a desplomarse un 8,6% en una sola sesión, pese a que, en la teoría, su cotización está íntimamente ligada a la demanda.

El análisis técnico no tiene dudas y augura más caídas, a excepción del oro. "La estructura alcista del metal precioso todavía es impecable, pese a que ha corregido desde el récord superior a los 1.560 dólares de hace unas semanas", explica un experto en análisis técnico. En cambio, la cotización de la plata está destrozada y la corrección puede continuar.

Otras voces tratan de tranquilizar a los inversores: "Creemos que los miedos son excesivos y que esta corrección presenta una significativa oportunidad para elevar el peso en los mercados de materias primas", explica Nicolas Robin, gestor de commodities de Threadneedle.

Quizá sea más productivo tratar de buscar las razones que justificaron que el petróleo volviera a rozar los 130 dólares hace apenas un mes que intentar encontrar la causa de la caída actual... ¿De verdad había fundamentales que explicaban que el crudo pusiera rumbo a los máximos históricos? Es posible que la subida precedente nunca estuviera justificada y que la caída actual tampoco lo esté.

Cárpatos ve peligros en el horizonte: "Lo que realmente se preguntan los operadores es si tras la burbuja que se ha producido en este tipo de productos, principalmente por la fuerte demanda de China, más la especulación que se iba agregando conforme la tendencia era cada vez más fuerte, hay posibilidades reales de seguir subiendo. Muchos temen que se haya pinchado la burbuja, y sale todo el dinero que se había invertido en bolsa en los sectoriales correspondientes".