Tras 18 meses de conflicto

British Airways y sus tripulantes de cabina llegan a un principio de acuerdo

El sindicato Unite, que representa a unos 12.000 tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea, y British Airways han llegado a un principio de acuerdo, que pone fin a su larga disputa, tras más de 18 meses de conflicto y 22 días de huelga, que le han costado a la compañía cerca de 150 millones de libras esterlinas (más de 172 millones de euros).

En un comunicado, Unite anunció que someterá dicho acuerdo a la votación de sus afiliados durante el próximo mes, y que recomendará a los trabajadores su aceptación. Asimismo, el sindicato se ha comprometido con la aerolínea a no llamar a ninguna acción de protesta.

"Siempre dijimos que estas diferencias solo podrían resolverse mediante la negociación, no con la confrontación o el litigio", defendió el secretario general de Unite, Len McCluskey, quien encabezó las negociaciones. El líder sindical subrayó que el acuerdo es "una buena noticia para BA, sus empleados y los usuarios.

La disputa comenzó hace más de un año después de que la aerolínea británica, fusionada con Iberia, recortará el número de TCP en algunos de sus vuelos de larga distancia, anunciara una reestructuración y cambios en las condiciones laborales del colectivo, entre ellas la supresión de una serie de beneficios en viajes.