Los expertos rechazan que se repita el pinchazo de 2000

¿Burbuja tecnológica? No... por ahora

La compra de Skype por parte de Microsoft ha sembrado dudas por si se diese una posible segunda burbuja tecnológica. Los expertos descartan esta posibilidad.

El sector tecnológico resurge de las cenizas
El sector tecnológico resurge de las cenizas

Han pasado once años, dos meses y un día. el Nasdaq neoyorquino alcanzó los 5.048 puntos, su máximo bursátil. A partir de entonces, comenzó el pinchazo de la burbuja tecnológica, un hito que puso fin a una época de grandes inversiones en start ups, en búsquedas de volumen de clientes en previsión de que estos trajesen la rentabilidad en un futuro. Desde entonces, un páramo de inversiones. Apenas animada por alguna que otra sonada operación. Hasta que llegó la década de los 10. Con el cambio de decenio las heridas terminaron de cicatrizar. El Nasdaq acumula un alza del 7,9% en lo que va de año, que se suma al 16,9% de 2010 y al 43,9% de 2009. Grandes revalorizaciones que sin embargo no han logrado recuperar las cotas alcanzadas en el año 2000.

Nuevas salidas

MICROSOFT 169,24 0,70%
NASDAQ 100 8.876,16 0,47%

Las valoraciones de las empresas por internet vuelven a crecer, vuelven a producirse salidas a Bolsa... y compras caras, como la protagonizada ayer por Microsoft y Skype. Esta operación ha llevado el total de operaciones de fusiones y adquisiciones hasta los 94.500 millones de dólares, lo que supone un incremento del 56% respecto al año pasado. Es el mayor volumen que se registra desde 2000. Eso sí, según apunta Wall Street Journal, estos niveles apenas se pueden comparar con los registros de 2000, cuando solo las cinco primeras operaciones sumaron 226.280 millones de dólares.

Y más allá de estas operaciones, la excitación de los analistas comienza a hacerse palpable. Como hace 11 años.

Parece comenzar una tímida ola de consolidación en internet. Las grandes empresas tratan de tomar posiciones para tratar de no perder ritmo frente a Google. Y así, cada pocos días, una nueva compañía obtiene valoraciones multimillonarias por parte de los bancos de inversión. Zynga, la compañía que lanzó el jugo para Facebook FarmVille llegó fue valorada en 9.000 millones. Todo un boom social incapaz de generar beneficios como Twitter ha llegado a estar valorado en 10.000 millones. Groupon, la web líder de cupones de descuentos se permitió rechazar una oferta de Google que la valoraba en 6.000 millones, y calcula ingresar hasta 15.000 millones con su salida a Bolsa. En marzo, Bloomberg había elevado ya el precio de sus acciones hasta 25.000 millones. Goldman Sachs ha llegado a valorar Facebook en 60.000 millones de dólares, es decir, 11.000 millones más de lo que vale General Motors en Bolsa. AOL, el gran derrotado en su pelea contra Microsoft a finales de la década anterior (y culpable de falsear cuentas), pagó 315 millones de dólares por el diario online Huffington Post, es decir, diez veces más de lo que factura el periódico.

Excesivo

"Creo que hablar de burbuja tecnológica es excesivo", asegura Covadonga Fernández, analista de Selfbank. "Las redes sociales tienen mucho tirón y están creando una nueva forma de comunicación". Eso sí, Fernández considera que la compra de Skype por parte de Microsoft ha sido "cara", dado que es una empresa en pérdidas que apenas obtiene 33 dólares por cliente, cuando ha pagado más de 1.000 dólares por usuario. No obstante, si se compara con otras operaciones tecnológicos, la de ayer apenas da para colarse en el top 20.

"Yo me colocaría en la categoría de los escépticos en relación a la burbuja", coincide por su parte Luke Taylor, profesor de Finanzas de Wharton. Taylor , incluso, resta importancia al hecho de que la banca conceda valores altos a empresas como Twitter, aun en pérdidas. "Esta cuestión enciontrará respuesta cuando Twitter salga a bolsa en el futuro y tenga que poner todas las cartas sobre la mesa". El analista, además asegura que en 1999, no se sabía a ciencia cierta cómo las empresas de Internet obtendrían beneficios (incluso, si algún día llegarían a obtenerlos). "Esta vez, los rumores de una nueva burbuja tecnológica se refieren a las empresas con flujos de ingresos y hasta de beneficios".

En todo caso, ¿por qué tiende a haber estas valoraciones tan altas? Diversos expertos aseguran que una razón ha sido la ausencia de opv en los últimos años, que ha generado un exceso de capital entre los fondos de capital riesgo. Pero sobre todo, por la incertidumbre. "Mientras que haya incertidumbre, las personas pagarán por el potencial de ventajas", sostiene Lubos Pastor, profesor de Finanzas de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago. "No sabemos a qué velocidad crecerá ese mercado. No sabemos si todos en el planeta harán negocios a través de Facebook. Si eso sucede, el precio de Facebook se podría considerar una ganga hoy en día".

Y por eso, más vale tomar posiciones ahora. No sea que Google termine por conquistarlo todo.