TRIBUNA

Otro modelo de salud

Lograr una universalización efectiva y equitativa para todos los españoles, independientemente de su situación personal, económica o laboral, es uno de los aspectos más importantes que reclama la Fundación Bamberg, proponiendo para ello una actualización de la Ley General de Sanidad aprobada hace 25 años y condicionada todavía por las cotizaciones a la Seguridad Social, a pesar de financiarse íntegramente desde entonces con los Presupuestos del Estado y no con las cotizaciones de los trabajadores a la Seguridad Social.

Otra de las reivindicaciones es la modificación de las funciones y capacidades del Consejo Interterritorial o crear un nuevo órgano estatal de manera que sea ejecutivo, es decir, que sus decisiones sean de obligado cumplimiento para todas las comunidades autónomas, que, entre otras muchas funciones, establezca la cartera de servicios y condiciones de aseguramiento y prestación de los mismos, así como una legislación común en materia sanitaria para todo el territorio del Estado español.

Transparencia informativa de todos los centros sanitarios sobre las actividades, recursos y resultados en salud derivados de su actividad y libertad de elección de médico y centro por todos los españoles es otra de las tareas pendientes desde la aprobación de la ley hace 25 años.

La Fundación propone una gestión integral de la salud, promocionando los hábitos saludables, al tiempo que una política decidida de prevención de las enfermedades aplicando una medicina predictiva y gestionando de manera integral los riesgos personales, profesionales, ambientales y sociales de cada persona.

Para ello es necesario volver a una medicina más humanizada, reinventando el médico de cabecera, volviendo al espíritu de sus orígenes como gestor de la salud de sus pacientes e interviniendo en todos los procesos asistenciales. Es necesario revalorizar a los profesionales mediante un nuevo estatuto independientemente de si trabajan en un centro público o privado y donde estos dejen de ser funcionarios.

Para fomentar decididamente la innovación y la calidad, es necesario dotar de autogestión a los centros sanitarios por los profesionales responsabilizándoles de los resultados en salud y de la sostenibilidad económica de los mismos, creando un entorno de competitividad entre los centros sanitarios.

Para conseguir un equilibrio garantizando la financiación necesaria para atender las prestaciones sanitarias imprescindibles, acomodando el resto de prestaciones a la financiación disponible, es necesario realizar una racionalización de las prestaciones y priorización de las más importantes para la salud respecto a las accesorias o las no directamente relacionadas con la salud.

Por ello, la Fundación propone establecer medidas de financiación alternativas al copago por acto médico ya que este copago es discriminatorio e injusto para las rentas bajas, puede suponer un riesgo para la salud al disuadir el acceso al médico por razones económicas y, además, supone un alto coste administrativo y burocrático en relación con los ingresos posibles.

Para desarrollar estos objetivos, propuestos en el Modelo de futuro de gestión de la salud, la Fundación ha reagrupado a los expertos que colaboraron en el desarrollo de la propuesta que se presentó el pasado 25 de abril en cinco grupos de trabajo, cada uno de ellos gestionado por un coordinador del grupo.

El grupo de política sanitaria trabajará sobre las necesidades de organización estatal, legislación, financiación y aseguramiento. El grupo de trabajo sobre gestión sanitaria desarrollará el modelo de prestación asistencial y atención clínica, la planificación sanitaria, la autogestión de los centros y el entorno de competitividad. Otro grupo desarrollará el modelo profesional trabajando sobre las propuestas presentadas sobre formación y gestión del personal sanitario. Los aspectos referidos a las tecnologías diagnósticas y terapéuticas desarrollarán las propuestas sobre farmacia y medicamentos, tecnologías y productos sanitarios. Finalmente, el quinto grupo de expertos desarrollará las propuestas realizadas en materia de investigación, innovación y nuevas tecnologías

Durante este año, y hasta el mes de abril de 2012, los grupos irán proponiendo a las autoridades sanitarias medidas concretas y realizables a corto plazo en beneficio de nuestro sistema sanitario y de todos los españoles y en abril de 2010 se presentará un balance de lo conseguido durante el año y una nueva edición del Modelo de futuro de gestión de la salud que siga siendo modelo de referencia, no solo para el sistema sanitario español sino también para otros países del ámbito europeo y americano.

Ignacio Para Rodríguez-Santana. Presidente de la Fundación Bamberg