Factor común: Grecia

Fuertes bajadas en las bolsas europeas

La situación de Grecia ha sido la causante de las caídas en las bolsas europeas, que no han acompañado a Wall Street en su subida.

Ya llevamos varios días rondando la posibilidad de una reestructuración de la deuda griega de una manera o de otra, porque las cuentas no salen. Los planes de rescate de la Unión Europea se prepararon con prisas y carreras, y partieron de un defecto de base: eran utópicos. Un país como Grecia, que recibió la ayuda contra las cuerdas, y al que se le solicitaban unos ajustes drásticos y muy duros para la población, no iba a poder devolver más deudas y a tipos de interés nada baratos.

Este fin de semana publicaba El País un artículo muy profundo a este respecto, que recomiendo leer detenidamente. Creo que consigue sacar a la luz con una precisión de cirujano donde están los problemas de los planes de rescate.

Destacaría del artículo cómo en los primeros tiempos el BCE mantenía los tipos bajos al ser el crecimiento bajo de los grandes países centrales, como Francia y Alemania. Los demás no lo teníamos bajo, pero tuvimos que aguantar la política común, que generó una inmensa burbuja cuyo estallido nos ha pulverizado. Yo añadiría, aunque no lo dice el autor, que como ahora el crecimiento de Alemania y otros países del núcleo duro empieza a mejorar, el BCE recibe una altísima presión de tipos en un momento de nuevo nefasto para los países periféricos. El BCE siempre alegará que cumple su mandato de la inflación, pero resulta muy dudoso que la inflación esté alta ahora mismo por un alto consumo: más bien lo está por la burbuja de las materias primas, que no es lo mismo.

En mi modesta opinión, el BCE se limita, involuntariamente, a dejarse llevar por las presiones que siempre le inducen los países más desarrollados, y se limita en realidad a seguir su ciclo. Debido a una falta de unión económica y fiscal real, los países periféricos parecemos condenados a ir siempre con el pie cambiado.

Pero volviendo al plan de rescate, como bien dice el autor respecto a los altos intereses de los préstamos actuales del plan de rescate: "castigando así al país que intenta salvar, aumentando su probabilidad de impago y olvidando que los problemas de insolvencia no se resuelven con liquidez muy cara a cinco años, sino comprándole parte de su deuda a descuento en el mercado secundario para ayudarle a salir antes de la crisis y, cinco años después, venderla con beneficio."

La gran ocasión se perdió cuando se rechazó sin un estudio en profundidad la emisión de eurobonos, que podría haber sido una muy buena solución.

Pues bien, esta mañana el mercado ha despertado temiendo abiertamente o que Grecia dejara el euro o su default. Por la tarde ha empeorado la situación cuando S&P ha rebajado del rating de Grecia de BB- a B, y ojo que ya no quedan más "B" para quitar...Pero lo peor no ha sido eso. Lo peor ha sido que han dejado claro que en caso de default la quita que debe esperarse sería de entre un 50 a 70%.

Dicen que los mercados se están preparando para esta eventualidad, pero sinceramente no creo que las bolsas ni el euro hayan descontado plenamente algo así. En cualquier caso, es un hecho cierto que las bolsas europeas en su conjunto no han acompañado en su subida a Wall Street, precisamente por esta espada de Damocles griega que siempre pende sobre sus cabezas.

Desde luego algo pasará con la deuda griega, porque lo que es un hecho incuestionable es que ahora mismo Grecia está para el plan de rescate del plan de rescate, o... para reconocer directamente la realidad. Lo malo es que sea cual sea el camino, se va a originar un drama social, de consecuencias imprevisibles y muy graves.

Con todo esto encima, Europa solo ha levantado cabeza alejándose de mínimos a media mañana, cuando ha habido algunos intentos de rebote, gracias a la subida de las materias primas, que causaban mejoras en los sectoriales de materiales básicos. No es de extrañar tras el severo desplome de dichas materias primas que haya intentos de rebote.

Por su parte Wall Street, se ha mantenido totalmente al margen de Europa. Aunque del otro lado del Atlántico se mira con preocupación lo que pasa en Europa, el helicóptero tiene mucha fuerza, y el futuro del mini S&P 500 a la hora de escribir estas líneas se mantenía justo encima de soportes. El desacoplamiento entre ambas grandes áreas bursátiles, Europa y EEUU, es bastante grande.

Lo que pasa es que esto puede ser como en el fútbol, cuando un equipo perdona muchas ocasiones de gol, y falla encima un penalty, que al final el contrario le da un susto. No estamos aprovechando la subida de Wall Street por el tema de la deuda periférica, y a Wall Street se le acaba el helicóptero a finales de Junio. No le quitemos importancia al helicóptero: es absolutamente responsable del último tramo de subida.

Al Ibex, lógicamente, siempre le afectan mucho todas estas historias de deuda periférica, y ha vuelto a tener otro mal día en su eterno vagar como un alma en pena dentro del lateral en el que está atrapado desde hace muchos meses. La línea Maginot era una tapia, comparado con los 11.000 del Ibex. Una vez más quedan lejos.

A última hora Moody's hablaba de España diciendo que confía en que el país logre cumplir el objetivo de déficit del 6 % para el 2011, aunque algunas autonomías podría incumplir sus objetivos de déficit fiscal del 2.011.