La rentabilidad, en el 15,6%

El bono griego a diez años, un 3% por encima del nivel de hace un año

El temor a la reestructuración de la deuda griega y la puesta en marcha de un segundo rescate no alteran en exceso la prima de riesgo del país heleno respecto al nivel del viernes. Sin embargo, si se compara el escenario con el existente hace un año la rentabilidad del bono ha subido más de tres puntos porcentuales.

Cuando se cumple un año del rescate a Grecia los problemas de deuda pública del país heleno vuelven a activar las alertas. Desde hace semanas circulaban rumores de una posible reestructuración de su deuda. El viernes las especulaciones sobrevolaban los mercados y parecían confirmarse. Ese mismo día la publicación alemana Der Springel difundía en su web una información sobre la reunión de urgencia mantenida en Luxemburgo por las principales autoridades económicas de la UE.

En dicha reunión se habló de la puesta en marcha de una segunda intervención para evitar la quiebra de Grecia o de una ampliación de las ayudas ofertadas hasta el momento. El objetivo impedir la tan temida reestructuración. La próxima semana el eurogrupo se reunirá para renegociar los términos del rescate. En esta cita también está prevista la aprobación de la ayuda a Portugal.

La deuda helena superará este año el 150% de su PIB de acuerdo a las estimaciones de la Comisión Europea. Pese al nuevo varapalo sufrido por Atenas, incapaz de controlar su déficit y poder financiarse por sí mismo, la rentabilidad del bono griego a diez años apenas sufre variaciones. La causa se debe a que el mercado ya daba por descontada la situación a pesar de las reticencias del gobierno de Papandreu a reconocer lo que ocurre. Hoy el bono sitúa su rentabilidad en el 15,5% y el diferencial con el bund alemán se halla en los 1.247 puntos básicos. Hace un año, cuando la UE creó el fondo de rescate multimillonario e impuso un fuerte recorte del déficit público, el bono heleno se encontraba en 12,49% tras haber repuntado en cuatro días cuatro puntos porcentuales.

Este mismo efecto se repite en el resto de bonos, con independencia de su vencimiento. El de cinco años pasó del 10,36% al 14% y hoy fija su rentabilidad en el 16,45%. Mientras tanto, el bono a dos y tres años también han experimentado fuertes ascensos y este lunes alcanzan el 24,14% y el 25,4%, respectivamente, frente al 11,22% y el 10,27% de hace un año.