Fondo de capital riesgo

El banquero que se gana la vida de emprendedor

Banesto hace balance de sus cinco años como accionista de pymes

El banquero que se gana la vida de emprendedor
El banquero que se gana la vida de emprendedor

Banesto decidió crear en 2005, junto a la SEPI y Enisa, un fondo de capital riesgo solo para pymes emprendedoras, dotado con 30 millones de euros. Era el primer fondo de estas características constituido para apoyar a las medianas y pequeñas empresas. Desde entonces, solo La Caixa ha optado por crear un fondo similar. Ahora, cinco años después de poner en marcha Banesto Enisa SEPI Desarrollo FCR, concluye el periodo de inversión y toca iniciar la retirada, que concluirá en 2015.

"El fondo está formado por 17 pymes de 15 provincias españolas, las cuales han incrementado su plantilla desde nuestra entrada en su capital en 1.692 personas, casi el doble de lo que tenían cuando entró el fondo en su capital. Además, 10 de ellas han dado el salto internacional y algunas se han convertido en las primeras del mundo en su especialidad", explica David Pereira, ejecutivo de Banesto y responsable de la gestión de este fondo.

Este es el caso de Top30, una pyme creada en Asturias por dos escaladores en 1992 y que ahora es la primera del mundo en la fabricación de paredes de escalada. "Nos acabamos de convertir en el único socio global de la Federación Internacional de Escalada. Hemos batido a nuestro principal rival, y que ha sido durante años el primer constructor de rocódromos, la firma francesa Entre Prise", declara orgulloso Alberto Marcos, socio y consejero delegado de Top30, compañía en la que el fondo de Banesto controla el 22,5% de su capital.

"Top30 fue la primera empresa en la que participó este fondo. Nos aportó dinero vía ampliación de capital de 600.000 euros. Con ellos dimos el salto internacional. Pero su principal aportación no es el dinero, sino el asesoramiento de primer nivel que nos proporciona. Nos ha profesionalizado. Nos descubrió el mundo de la empresa", asegura Alberto Marcos. En 2005 el 30% de la facturación de Top30 provenía de la exportación. "Ahora llega al 60%. Nos hemos diversificado. Tenemos cinco compañías y la facturación se ha multiplicado por tres. Asciende a 6 millones de euros. Además, estamos presentes ya en 30 países".

La empresa de telemática Lleidanetworks Serveis Telematics, también ha dado el salto internacional con este fondo. "Desde 2007, año en el que el fondo de capital riesgo tomó el 30% del capital de la empresa, hemos triplicado nuestra facturación. Las exigencias que nos ha impuesto David Pereira nos ha permitido pasar de andar con pies de barro a tener unas buenas botas", declara gráficamente Sisco Sapena, socio y primer ejecutivo de esta compañía.

"Teníamos vocación internacional, objetivo que se ha cumplido con la entrada de Banesto. Hace tres años facturábamos solo el 5% en el extranjero, ahora supera el 50% y somos una de las principales empresas en telemática del mundo. El 100% de los SMS que circulan entre China y España pasan por nuestra empresa", destaca Sapena.

Una facturación que crece el 22% en plena crisis

Lleidanetworks Serveis Telematics tiene ya presencia en Estados Unidos, Francia, Reino Unido e Italia, y en breve estará en Holanda, Colombia, Chile e India. "Acabamos de renovar los votos con el fondo y nos hemos convertido en sociedad anónima", señala el primer ejecutivo de la compañía. Cuando Banesto Enisa SEPI Desarrollo FCR entró en el capital de esta compañía, la firma de telemática tenía 12 años de vida y facturaba 2 millones de euros, ahora factura 6 millones.

David Pereira, responsable del fondo de capital riesgo, afirma que pese a la crisis económica existente en España, la cartera de esta firma ha aumentado su facturación en 2010 un 22%. La clave del éxito se debe a que "conocemos cómo funcionan las pymes y tenemos el pulso de lo que está pasando en la economía", remarca Pereira. Y agrega que pese a trabajar en Banesto -depende de Gonzalo Alonso, director general de banca minorista del banco- "la actividad del fondo no tiene que ver con el banco". Una de las principales repercusiones de la crisis económica en las pymes que reconoce Pereira es que las grandes empresas "tardan en pagar a las pymes más de 120 días. Nos ha sorprendido mucho", señala. Tras los buenos resultados obtenidos con este fondo, el pasado año Banesto y sus socios decidieron crear otro similar con la Junta de Andalucía, limitado a esta región -Fondo de Capital Riesgo Innotec Desarrollo FCR-. Está dotado con 10 millones, 5 millones de los cuales los aporta Banesto, Enisa y SEPI.

Los criterios

Banesto Enisa SEPI Desarrollo

-Inversión: el fondo aporta a la pyme una media de 600.000 euros vía ampliación de capital.

-Gestión: Banesto no participa en la gestión de la pyme, pero facilita asesoramiento gratis.

-En 2011: el año ha comenzado "bien" para el fondo de capital riesgo.