Tiene 10.700 millones en caja tras adquirir Elektro

Iberdrola supera previsiones con 1.015 millones de beneficio

Iberdrola ha culminado el primer trimestre del año con un beneficio de 1.014,8 millones de euros, lo que implica una subida del 10,1% respecto al mismo periodo de 2010. El resultado está por encima de las expectativas de los analistas, que esperaban un crecimiento prácticamente plano.

Avance de doble dígito para el beneficio de Iberdrola ante la sorpresa del mercado. La eléctrica habló ayer de un entorno operativo complejo, caracterizado por el difícil escenario macroeconómico, pese a lo que ha alcanzado los 1.014 millones cuando los analistas no esperaban más de 930.

El Ebitda creció un 4,4%, hasta situarse en 2.273 millones, mientras que el Ebit sumó 1.603 millones, frente a los 1.535,9 millones de hace un año.

Esta evolución positiva arranca de una facturación que se ha visto incrementada en 10 puntos porcentuales, hasta los 8.483,7 millones. Como aconseja el actual contexto y ya es regla común entre las empresas del Ibex, los pilares para sostener el crecimiento son la consolidación del proceso de internacionalización, una mayor eficiencia en el control del gasto y la reducción de los costes de financiación, según expresa la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán.

IBERDROLA 11,06 1,89%

A juicio de la eléctrica, los resultados presentados ayer demuestran que su modelo de negocio crea valor para todos sus grupos de interés. Los accionistas, destaca, han recibido 10.000 millones en dividendos entre 2000 y 2010, con un retorno total del 158%, mientras que las compras a proveedores ascendieron a 14.000 millones el año pasado.

Iberdrola pasa ya de los 45.400 megavatios (MW) de capacidad instalada en todo el mundo y ha elevado en un 10% los fondos generados en sus operaciones, hasta 1.677 millones de euros. Desgranando la procedencia del Ebitda, el negocio energético tradicional español aporta el 40%. De esta partida, un 37% procede del área regulada, mientras que el 34,3% viene de la liberalizada, el 19,9% de renovables y el 6,2% de Brasil.

Cerrada la compra de Elektro en el país carioca, la entidad dice disponer de 10.737 millones de liquidez. En cuanto a la deuda, el vencimiento medio se ha alargado ligeramente de 5,8 a 6,1 años. La deuda neta, sin contar el déficit de tarifa, asciende a 23.278 millones, mientras que el apalancamiento del grupo se sitúa en torno al 40%. Iberdrola ha expresado que espera reducir el pasivo gracias a los 3.628 millones pendientes de cobro por el déficit de tarifa.

En el campo de las energías renovables, la compañía produjo a lo largo del trimestre 39.511 millones de kilovatios hora (kWh), lo que mejora en un 3% la media de los últimos tres años. Las centrales de ciclo combinado de gas produjeron 13.889 millones de kWh, con lo que esta tecnología se ha mantenido como la de mayor peso en el balance del grupo, con el 35,2%. Las plantas hidroeléctricas aportaron el 16,9%, por un 15% de las nucleares.

Sin nuevas compras a la vista

Iberdrola no tiene entre sus previsiones, según el presidente Sánchez Galán, acometer nuevas adquisiciones significativas en 2011 tras comprar Elektro.

Tanto esta operación como la absorción de Iberdrola Renovables y la entrada de Qatar Holding en el accionariado mejorarán, a juicio del directivo, la cartera de negocios, así como la internacionalización de la firma.

Un último mensaje se refirió a la energía nuclear: "Es imprescindible y el mundo la sigue necesitando".