Subasta 3.354 millones

El Tesoro sube el precio para colocar el importe previsto en deuda

El Tesoro español ha vendido hoy deuda por importe de 3.354 millones de euros, dentro del rango previsto. El precio, sin embargo, se coloca en el 4,549%, por encima del de la anterior colocación.

Nueva prueba de fuego para la deuda española. El Tesoro ha colocado hoy 3.354 millones en bonos a 5 años. El importe se sitúa dentro del rango previsto, ya que esperaba subastar entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

Sin embargo, el organismo público ha tenido que elevar el precio. El tipo de interés medio se ha colocado en el 4,549%, por encima del 4,389% de la anterior colocación celebrada el pasado 3 de marzo (en la que vendió 2.652,42 millones de euros en bonos a cinco años). Sin embargo, la demanda ha sido bastante alta y casi ha duplicado la cantidad que finalmente se ha colocado entre los inversores, al situarse en 6.231,51 millones.

La subasta 'off the run' supone en realidad la reapertura de un nuevo tramo de una emisión ya en vigor. En este caso, se trata de un bono a cinco años con vencimiento a 30 de abril de 2016 y un cupón del 3,25%.

La última prueba a la que se sometió el Tesoro se celebró el martes 26 de abril, cuando el organismo colocó 1.969 millones de euros en letras a tres y seis meses, aunque con los tipos de interés más altos de lo que va de 2011.

De hecho, fue la tercera ocasión consecutiva en la que el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda se vio obligado a subir el interés para colocar el papel, aunque esta decisión pudo estar notablemente influida por la subida de tipos de interés que llevó a cabo el Banco Central Europeo (BCE) a principios de mes.

Además, la emisión se produjo después del recrudecimiento de las dudas sobre la deuda española y con la prima de riesgo, rentabilidad ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes, por encima de los 220 puntos básicos, sobre todo impulsada por los rumores sobre una reestructuración de la deuda griega y una supuesta quita correspondiente.