Se vuelcan en Turquía, Holanda o Portugal

Las fábricas españolas de vehículos buscan nuevos mercados en el mundo

Las 17 factorías de los ocho grupos automovilísticos instaladas en España se han volcado en encontrar nuevos mercados para compensar la fuerte caída de las ventas en España. La cuota de los cuatro países (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia) que concentran la mayoría de las compras españolas ha descendido nueve puntos.

Las fábricas españolas de automóviles produjeron el pasado año 2.387.900 unidades, superando en 210.000 a 2009, el peor ejercicio para la industria en muchos años. De ellas, 2.079.782, el 87%, se dedicó a la exportación, un 10% más que en 2009. El porcentaje se ha incrementado ligeramente en el primer trimestre del año.

Sin embargo, los grandes mercados de los coches y camiones fabricados en España -Francia, Alemania, Reino Unido e Italia, que sumaron en total el 69% de las adquisiciones del pasado año-, han frenado sus compras. De hecho, cayeron en 26.000 coches respecto al ya de por sí dramático 2009, según los datos que maneja la patronal de fabricantes Anfac.

Los productores españoles han tenido que compensar esta caída colocando los vehículos made in Spain en otros países de menor tradición. Y lo han conseguido, como demuestra que el peso de los cuatro grandes países descendió en 2010 nueve puntos respecto al 78% que coparon el año anterior. Para ello han volcado sus esfuerzos, sobre todo, en otros países europeos, comunitarios o no.

Entre ellos, Turquía ha cobrado relevancia, pues en 2010 (últimos datos disponibles en Anfac) casi duplicó sus compras españolas, pasando de 46.000 a 85.000 vehículos, y copando el 4,1% del total de las exportaciones de vehículos. Holanda es otro de los países que se ha fijado en los coches españoles, en general los de menor tamaño y, por tanto, menos contaminantes de las gamas. Los Países Bajos importaron 60.000 unidades, frente a las 38.200 de 2009.

Países nórdicos

Portugal es otro mercado que ha aportado crecimiento, al pasar de 32.000 vehículos exportados en 2009 a más de 52.000 el pasado año. Dinamarca ha sido el cuarto mercado europeo con mayor crecimiento absoluto, al evolucionar de los casi 7.000 vehículos de 2009 a los más de 17.000 del pasado año. Algo menor ha sido el crecimiento de Suecia, que duplicó sus exportaciones españolas hasta superar lo 17.000 coches.

Europa concentró el 94% de las exportaciones españolas, aunque el resto de mercados también ha tenido crecimientos importantes como México (17%), África (34%) y Asia (91%). China, sin embargo, es una tarea pendiente pues en 2010 solo importó 587 coches españoles, la mitad que en 2008.

La decisión de Seat de entrar con varios modelos en el gigante asiático este mismo año, podría contribuir a que China empiece a ganar peso en las exportaciones españolas.

Los recambios se ganan un hueco en las exportaciones

Los recambios para los automóviles también han despuntado en las cuentas comerciales españolas. Según los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, los componentes han crecido durante los dos primeros meses del presente año, tanto en las compras como en las ventas procedentes o con destino en el exterior. Las exportaciones de estos productos aumentaron un 25,8%, por un montante global de 1.780 millones de euros, mientras que las importaciones lo hicieron un 23%, hasta los 2.924 millones de euros.

Las importaciones de componentes han tenido como clientes principales a las fábricas españolas de montaje, que han tenido que aumentar su producción gracias al tirón de mercados como Alemania y Francia. Lo que contrasta poderosamente con las ventas de automóviles en España, con caídas del 25%, que se ha trasladado a una reducción del 15% de las exportaciones de vehículos acabados.