La empresa de automóviles se disolvió el pasado viernes

El Gobierno andaluz cuenta con siete proyectos para el parque de Santana

Santana, el último gran fabricante español de automóviles independiente, ha dejado de existir tras disolverse el viernes legalmente. La Junta de Andalucía, propietaria de la empresa, ha localizado ya siete proyectos empresariales, que crearán 150 empleos, para ubicar en el parque industrial que queda vacío en Linares (Jaén).

El pasado viernes, la junta de accionistas de Santana Motor, cuyo socio mayorista es la propia Junta de Andalucía, disolvió formalmente la empresa en Sevilla. La planta dejó de producir a finales del pasado año sus todoterrenos, incluido el Aníbal, destinado al Ejército de Tierra español. En febrero, los trabajadores y la Administración andaluza llegaron a un acuerdo para cerrar la empresa y disolver la sociedad.

A cambio, se estableció, por un lado, un plan de prejubilaciones que afectará a 870 personas de más de 50 años. Por otro lado, se creó el Plan Linares Futuro, por el cual la Junta de Andalucía se comprometió a la búsqueda de empresas que se instalasen en el parque industrial de Santana en la localidad jienense de Linares.

De momento van siete. Fuentes de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía declaran que a los cinco proyectos ya conocidos, se han sumado recientemente otros dos: se trata del Grupo Rustarazo, experto en la fabricación y transformación de acero inoxidable para maquinaria agrícola, ubicado en el propio Linares, pero que cambia de instalaciones, y ampliará plantilla de 25 a 50 trabajadores.

Addendia Outsourcing, una consultoría con capital totalmente andaluz, es la otra adquisición. Especializada en contact center, gestión documental y outsourcing de procesos de negocio (BPO), cuenta con una plantilla de 600 empleados.

Andaluzas e indias

Según las mismas fuentes, estos proyectos se suman a las cinco iniciativas anunciadas anteriormente. Bertelsmann montará otro contact center; Telvent (del grupo Abengoa) y Atos Origin, un centro tecnológico de seguridad; Ogesa un centro de creación de software; el grupo Magtel -otra firma netamente andaluza- una fábrica de fibra óptica. Además, esta misma firma instalará en el polígono un centro de mantenimiento de aerogeneradores, junto con Suzlon, un grupo indio líder en el sector eólico.

Francisco Ballesteros, secretario general en Jaén del metal de CC OO, explica que a estos proyectos hay que sumar la consolidación de CAF y el grupo Gamesa instaladas hace varios años en el mismo polígono cuando se inicio el proceso de diversificación industrial. Ambas empresas también participan en el plan de recolocación de los trabajadores excedentes de Santana y de las empresas proveedoras. En total, unos 900 empleos a los que hay que añadir otros 200 de empresas de la zona que se han incluido en el Plan Linares Futuro.

En total 1.100 personas de los que se colocarán menos de 300, pues 870 serán prejubilados. Según el presidente del Comité de empresa, Pedro Gálvez, recibirán el 90% del salario neto hasta la edad de jubilación que abonará la Junta de Andalucía a través de una póliza que se entregará a una entidad financiera aún por determinar.

Respecto a las reubicaciones, prácticamente se han cerrado todas. En el caso de Santana y sus proveedores, solo hay 85 trabajadores menores de 50 años, y serán acogidos en CAF y la filial de Gamesa. Los 150 empleos que crearán los siete proyectos, que han recibido el suelo como atractivo, irán destinados a las 200 personas de las otras empresas de la zona.

Los trabajadores miran de reojo los problemas del plan de Delphi

Los trabajadores y los sindicatos de Santana se muestran esperanzados por la solución al problema, aunque se mantienen expectantes, conscientes de que el "papel lo aguanta todo". La solución de Delphi, muy similar a la ideada para la empresa de Jaén, no acaba de dar los resultados prometidos.

Los sindicatos de Cádiz han amenazado a la Junta de Andalucía que a partir de mañana martes, podría producirse un encierro en algún edificio de la administración regional si no encuentran soluciones y convocan una reunión de la comisión de seguimiento. Fuentes de la Consejería de Empleo han declinado hacer comentarios.

Jesús Serrano, secretario de CC OO del metal de Cádiz, resalta el fracaso del plan que pretendía dar salida a 1.800 personas. En el caso de los 800 prejubilados, Serrano denuncia irregularidades en el abono de los pagos mensuales por parte de la Junta a la aseguradora encargada de abonar a los prejubilados.

De los 1.000 restantes que deberían ser recolocados, solo han encontrado empleo 350, según el líder sindical, 250 en Alestis y otros 100 en Gadir Solar. La primera empresa ha presentado recientemente un ERE que despedirá a 190 empleados de la antigua Delphi. Respecto a Gadir, Serrano declara que está pasando por dificultades económicas, algo que niegan oficialmente desde la empresa solar.

De los restantes trabajadores, unos 600, la Junta se comprometió a recolocarlos en el plazo de dos años. Sin embargo, transcurrido ese tiempo, todavía se encuentran todos ellos en procesos formativos.

Larga agonía

Varios planes para la automovilística

- Plan de Diversificación: en 2004, conscientes de la escasa viabilidad de la compañía, se decidió buscar nuevas empresas para la zona. Fruto de ese plan se instalaron CAF, para fabricar vagones, y una filial de Gamesa.

- Plan Linares Futuro: tras la liquidación definitiva de Santana, la Junta ha elaborado este plan para atraer empresas que mantengan la actividad.