Proyecto a cinco años

Iberia, AENA y Repsol se unen para hacer queroseno con algas

La biotecnológica Algaenergy creará un centro de transformación biológica en el aeropuerto de Madrid-Barajas usando CO2 de los reactores y agua reciclada. AENA pondrá las instalaciones, Repsol refinará el biocombustible e Iberia lo probará en sus aviones.

Iberia, AENA y Repsol se unen para hacer queroseno con algas
Iberia, AENA y Repsol se unen para hacer queroseno con algas

El ahorro de costes de combustible y las exigencias medioambientales se imponen en unas fechas en las que el precio del petróleo rebasa 120 dólares por barril con un alza del 30% desde comienzo del ejercicio.

Tres agentes importantes de la aviación comercial, Iberia, AENA y Repsol, han unido sus fuerzas en un proyecto de largo plazo cuyo objetivo es lograr una alternativa renovable a la dependencia de los aviones del petróleo que, a la vez, frene las emisiones de C02 que provoca la aviación comercial; un 2% del total. Las tres firmas han comprometido su apoyo y colaboración a la empresa Algaenergy para que esta biotecnológica, participada por Repsol e Iberdrola, monte un centro de experimentación en las proximidades de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

El objetivo es cultivar de manera acelerada dos tipos de microalgas, de nombre Anabaena y Murielopsis que, en base a su riqueza en ácidos grasos, son adecuadas para convertirse en materia prima para la producción de bioqueroseno para aviación.

REPSOL 8,45 2,42%

El centro se dedicará a investigar, experimentar y mejorar las tecnologías de captura de C02, en este caso procedentes de las instalaciones de mantenimiento de reactores de Iberia. Este gas que provoca el efecto invernadero servirá para alimentar a las microalgas.

AENA ha cedido el terreno en el aeropuerto de Madrid donde se ubicará el centro de experimentación de Algaenergy y facilitará el agua reciclada necesaria para el cultivo. Repsol transformará en biocarburante los aceites de biomasa obtenidos con las microalgas. Finalmente, Iberia lo probará en sus aviones. Se esperan los primeros resultados dentro de cinco años.

El 'cielo único', motor del ahorro

El acto de presentación del proyecto de Algaenergy se convirtió en una declaración de propósitos medioambientales del sector aeronáutico. El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, dijo que la política de la empresa en este campo está en línea con el Libro Blanco del transporte presentado recientemente por la UE. Propone que en el año 2050 el 40% de consumo de los aviones sean biocombustibles, que los aeropuertos estén conectados con las redes de tren, especialmente el AVE, y demanda como principal medida de eficiencia la entrada en vigor del cielo único europeo.

El presidente de AENA, Juan Lema, explicó que "los aeropuertos son grandes consumidores de energía y agua y tienen una gran responsabilidad medioambiental". Por su lado, el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, dijo que "ha llegado el momento de gestionar las nuevas infraestructuras con criterios de sostenibilidad y eficiencia energética".

Augusto Rodríguez-Villa, presidente de Algaenergy, afirmó que "hasta la fecha las algas nos han dado la vida y ahora nos la van a cambiar".