Los otros dos han optado por no volver a la compañía

Un directivo de Renault despedido por el caso del espionaje acepta volver al grupo

Renault informó hoy de que Matthieu Tenenbaum, uno de los tres ejecutivos despedidos tras el escándalo por las falsas acusaciones de espionaje dentro del grupo automovilístico, ha aceptado la oferta de reincorporarse a la compañía.

Tenenbaum, que antes de su despido era director de programa adjunto del vehículo eléctrico, se incorporará el próximo 2 de mayo a la dirección estratégica y del plan del grupo, se indicó en un comunicado.

Los otros dos directivos, Bertrand Rochette y Michel Balthazard, a los que Renault les expresó hoy "su agradecimiento por la calidad de su trayectoria profesional" y les agradeció "la serenidad" en la que se han desarrollado las discusiones, han optado por no volver a la compañía.

El Consejo de Administración de Renault, a propuesta de Carlos Goshn, presidente y consejero delegado del Grupo, había decidido en marzo restituir a sus puestos de trabajo a esos tres directivos acusados inicialmente de espionaje y también despedidos, por haber sospechado "injustamente" de ellos.

El caso saltó a los medios en enero y las primeras conclusiones de la Autoridad Judicial de París levantaron posteriormente las sospechas sobre ellos y pusieron en evidencia la existencia de una banda organizada, que implicaba directamente -al menos- a un empleado de Renault.

El grupo no ofreció hoy detalles sobre la indemnización monetaria acordada en el Consejo de mediados de abril para evitar un proceso que, según los medios galos, podría haber alcanzado un total de 11 millones de euros.