Roca se hace con una empresa rusa

Constructivismo en el baño

La omnipresente compañia catalana de sanitarios Roca acaba de adquirir al mayor fabricante ruso de muebles para baño, Aquaton. Es la segunda operación en el gigante asiático tras la compra, el año pasado, de un gran productor de porcelana.

Uno de los diseños del fabricante ruso adquirido por Roca
Uno de los diseños del fabricante ruso adquirido por Roca

Ir al baño puede convertirse en toda una visita cultural. Viajar al extranjero es exponerse a encontrar disposiciones distintas de lo acostrumbrado e incluso extraños artefactos sanitarios. Singularidades como los banzos de los retretes alemanes o los grifos "a pie" de los servicios italianos habrán llamado la atención a más de alguno. Y si algo caracteriza al baño ruso "promedio" es su aspecto tosco e industrial, heredado quizás de los tiempos del constructivismo. Esa estética permanece de algún modo, pese a la ostentación de los últimos años. O al menos, eso se deduce al observar los catálogos del fabricante de mobiliario para baños Aquaton, ahora en manos de Roca, según ha anunciado hoy la corporación catalana.

Cabe preguntarse si Roca mantendrá la línea de diseño o incorporará otros gustos en el mercado ruso. En todo caso, su interés por esta región no es nueva. Su presencia allí se remonta a principios de los 90 y el año pasado compró la sociedad Ugrakeram, dedicada a la fabricación y comercialización de porcelana sanitaria. Hoy es la primera compañía española por volumen de inversión.

Roca, con 71 centros de producción y presente en más de 135 países, pretende abordar ahora la creciente demanda interna de los mercados rusos y de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a raíz del crecimiento económico actual y previsto para los próximos años. La reciente adquisición, de la que no ha trascendido su coste, "es un paso importante en la consolidación de uno de sus mercados estratégicos", asegura la compañía, al tiempo que refuerza "su posición de liderazgo a escala mundial".

Aquaton, la empresa adquirida, cuenta por su parte con una cuota de mercado del 15% y emplea a 550 personas. En total, Roca dispone de cinco plantas de producción en Rusia con más de 2.500 empleados. Entre las siguientes operaciones que el grupo catalán tiene en mente se encuentra la inauguración en junio de una sexta fábrica dedicada a la fabricación de bañeras acrílicas.