News Corp se dió de plazo hasta junio para hacerlo rentable

Myspace o el ocaso de un gigante

En un momento en el que vuelve a algunos analistas han vuelto a mencionar la posibilidad de una nueva burbuja de las puntocom vistos los altos precios de valoración de compañías como Facebook, Twitter o Groupon, el futuro de Myspace se vuelve cada vez más oscuro.

Logo de Myspace
Logo de Myspace

Su actual propietario, News Corp parece haber optado por tirar la toalla y buscar la salida más próxima para deshacerse de Myspace. Fuentes de la compañía han asegurado que espera recibir varias ofertas de compra esta semana que ronden los 100 millones de dólares, una cifra alejada de los 580 millones de dólares que pagó la compañía de Rupert Murdoch en 2005.

Si hace seis años News Corp se imponía a otras compañías tecnológicas como Viacom en la puja por hacerse con el control de esta red social, ahora la empresa está a la espera de recibir varias ofertas, entre las que se encontrarían las del fondo privado THL Partners, Redscout Ventures, Criterion Capital o la compañía china Tencent, según ha publicado Wall Street Journal. El diario señala además que el cofundador del sitio, Chris De Wolfe, podría estar interesado en pujar por él.

Lejos han quedado los buenos tiempos de Myspace, que ha visto como otras redes sociales como Facebook o Twitter le arretaban paulatinamente cuota de mercado pese a que el sitio se centró en potenciar los contenidos de perfiles de música, entretenimiento y videojuegos. Atrás parece que han quedado también los intentos de News Corp por reinventar la empresa.

En enero, News Corp anunció el despido del 47% de la plantilla de Myspace y dió de plazo hasta junio para dar un giro de 360º en su gestión y volver así a la rentabilidad, en un momento en el que la división en la que se encuentra cerró el cuarto trimestre de 2010 con unas pérdidas operativas de 156 millones de dólares. Tampoco le han avalado las cifras de tráfico, en marzo los usuarios únicos de esta red social se situaron en 36,1 millones, un 49% menos que en el mismo mes de 2010, y que marca el peor dato desde febrero de 2006.