La agencia degrada a 'negativa' la perspectiva del país

El Gobierno nipón trata de limitar los daños de la rebaja de Standard & Poor's

El Gobierno de Japón asegura que se esforzará por mantener la confianza en los bonos de deuda pública, después de la rebaja a la categoría 'AA-' por parte de la agencia de calificación Standard & Poor's.

Yukio Edano
Yukio Edano

La agencia Standard & Poors ha anunciado esta noche que ha revisado a la baja la perspectiva de calificación de la deuda de Japón desde estable a negativa por el riesgo de que se deteriore la situación fiscal del país tras el terremoto del 11 de marzo.

Esta revisión apunta a la posibilidad de una futura rebaja de la calificación de la deuda soberana a largo plazo de Japón, actualmente en "AA-", y de su deuda a corto plazo, establecida en A1+. "El Gobierno se aferra a su línea básica de mantener la confianza en los bonos", ha declarado el jefe del Gabinete, Yukio Edano, quien matizó que se trata de "una evaluación de una agencia de calificación privada", en un intento por relativizar el alcance de la decisión. "Se necesitan diversos enfoques a raíz del terremoto y del accidente nuclear".

S&P mantiene la calificación de la deuda soberana de Japón en "AA-" desde el pasado enero, cuando la rebajó por primera vez desde 2002 ante las dificultades del Gobierno nipón para sanear las maltrechas finanzas públicas.

La deuda nipona, que duplica el Producto Interior Bruto (PIB), es la mayor de un país industrializado y tiene su origen a finales de los años 80, cuando tras una década de pujanza tuvo lugar el estallido de la burbuja financiera.

El Gobierno japonés tiene previsto aprobar un primer presupuesto extra de 33.000 millones de euros para la primera fase de la reconstrucción tras el desastre del 11 de marzo, aunque ha asegurado que no emitirá nueva deuda para cubrirlo.

No obstante, el primer ministro japonés, Naoto Kan, ha admitido que a este presupuesto adicional le seguirá con probabilidad un segundo que sí conllevaría una nueva emisión de bonos.