Autorizará la ampliación de capital de 1.950 millones

Metrovacesa confía en cerrar su proceso de refinanciación a finales de julio

Metrovacesa quiere tener cerrado el proceso de refinanciación de su crédito sindicado de 3.200 millones de euros antes de que acabe julio a raíz de que la justicia británica decidiera la semana pasada obligar a todas las entidades acreedoras a adscribirse al acuerdo de la mayoría.

Según informaron hoy fuentes financieras, la inmobiliaria que preside Vitalino Nafría prevé cerrar antes de agosto el proceso de refinanciación, que incluye la firma de las nuevas condiciones del crédito, la aprobación del acuerdo en la junta de accionistas y la ejecución y desembolso de la ampliación de capital.

La junta ordinaria de accionistas de la inmobiliaria, que previsiblemente se celebrará en junio, autorizará la ampliación de capital de 1.950 millones de euros, de los que, según la empresa, 1.200 millones ya estarían garantizados.

Dicha ampliación, con derecho de suscripción preferente, se llevará a cabo mediante la emisión de acciones de 1,5 euros de valor nominal que se pagarán mediante aportaciones dinerarias o compensadas mediante deuda (por un importe máximo de 1.349,9 millones de euros).

METROVACESA 7,39 0,14%

No obstante, posteriormente la inmobiliaria controlada por el Banco Santander, BBVA, Barclays, Caja Madrid, Sabadell, Popular y La Caixa tendrá aún que firmar la refinanciación de sus créditos bilaterales (por valor de unos 2.500 millones de euros), algo que previsiblemente ocurrirá en octubre.

Fuentes oficiales de Metrovacesa se remitieron a la comunicación de la pasada semana, cuando indicaron que el proceso de refinanciación concluirá "en los próximos meses".

La inmobiliaria pudo que acogerse a la figura británica "Scheme of arrangement" ante la negativa de parte de los acreedores a respaldar la refinanciación de la deuda, gracias a que el crédito fue firmado en 2006 bajo dicha jurisdicción.

Esta figura permite a la compañía sacar adelante el acuerdo con al menos el 75% de la masa acreedora y el 50% de las entidades.

Así, el pasado 14 de abril el acuerdo de refinanciación fue respaldado por el 99,8% de la masa acreedora en una votación realizada en Londres, ya que sólo una de las 55 entidades financieras votó en contra.

Posteriormente, la Corte Superior de Justicia de Inglaterra y Gales emitió el pasado 18 de abril su decisión de que el acuerdo de refinanciación sea vinculante para todas las entidades acreedoras.

El acuerdo fue así firmado con la entidad que lidera el crédito sindicado, el Royal Bank of Scotland (RBS), el pasado 20 de abril.