Mostró interés en el sector financiero español

El fondo soberano chino CIC contará con hasta 136.000 millones adicionales para invertir

El fondo soberano China Investment Corporation (CIC) recibirá próximamente del Gobierno chino entre 100.000 y 200.000 millones de dólares (entre 68.357 millones y 136.714 millones de euros) en fondos adicionales para financiar sus inversiones a nivel internacional, según informa el diario Financial Times, que cita fuentes conocedoras de la situación.

Esta nueva inyección de fondos se produce después de que CIC haya completado inversiones por importe de los 110.000 millones de dólares (75.230 millones de euros) disponibles, al mismo tiempo que las autoridades del país pretenden reducir la exposición china a la deuda estadounidense. "Se han producido discusiones políticas durante años", reconoció una de las fuentes consultadas. "Ha sido difícil de resolver", añadió.

En este sentido, el periódico recuerda que diversos funcionarios chinos, incluído el gobernador del banco central del país, han advertido de que el nivel de reservas en divisa extranjera es "excesivo" y van más allá de los "requerimientos razonables".

De hecho, las reservas chinas en divisas son las mayores del mundo y se calculan en unos 3 billones de dólares (algo más de 2 billones de euros), el triple de la cifra que públicamente ha sido reconocida como necesaria por distintos asesores económicos de Pekín.

CIC fue creado en 2007 por el Gobierno chino con el mandato de invertir parte de estas reservas en activos extranjeros de mayor riesgo. En aquel momento, China contaba con menos de 1,5 billones de dólares en divisas.

Desde entonces, y a pesar de algunas inversiones fallidas, como las referidas con el fondo estadounidense Blackstone o el banco Morgan Stanley, la gestión del brazo inversor del Gobierno chino ha ganado en profesionalidad y confianza.

Aparte de inyectar más dinero en CIC, Pekín también estudia la posibilidad de utilizar parte de sus reservas para establecer distintos tipos de vehículos de inversión enfocados hacia sectores como la energía y los metales preciosos, así como en la creación de un fondo de estabilización en divisas, según apuntan varios medios chinos sin citar fuentes.