NH y Sol Meliá suben en Bolsa

El turismo infla la burbuja de los hoteles

Las revueltas árabes y las moderación de precios están confirmando la recuperación del turismo que ya empezó a detectarse a finales del año pasado. Esta situación llena de optimismo a unos inversores que inflan la cotización de las dos grandes cadenas hoteleras.

A río revuelto ganancia de pescadores. Este refrán representa a la perfección la situación que vive el sector turístico español. El conflicto árabe ha provocado que numerosos visitantes que antes optaban por acudir a Egipto o Marruecos hayan decidido cambiar de destino ante la inestabilidad política de la región. Un cambio que se ha acentuado todavía más gracias a una política de moderación de precios que los accionistas de las grandes cadenas hoteleras llevan celebrando desde hace meses.

En lo que va de año Sol Meliá ha subido un 24% en Bolsa, un dato que se queda pequeño si lo comparamos con el incremento del 69% del que se ha beneficiado NH Hoteles. Porcentajes que crecen si extendemos la vista en el tiempo. Más concretamente hasta finales noviembre, cuando estallaron en Túnez las revueltas que prendieron la mecha por el resto de la región. Teniendo en cuenta esta última parte de 2010, ambas compañía podrían presumir de incrementos adicionales del 20%.

Los analistas consultados tienen claro que el motivo de este espectacular incremento es exclusivamente achacable a la mejora del turismo. "El accionista ahora está premiando solo la recuperación de un sector que va muy ligado a la coyuntura económica. Puede que a finales de 2010 tuviese cierta influencia la mejora de los resultados o algunos movimientos corporativos, pero actualmente la atención está centrada en los datos de Semana Santa y en las buenas perspectivas para el resto del año", confirma Soledad Pellón de IG Markets.

NH HOTELES 4,40 -1,17%

A pesar de los buenos augurios existentes parece que el recorrido de estos valores es limitado. "Ambos grupos han superado ampliamente su precio objetivo por lo que no parece probable que vayan a seguir subiendo mucho más", explican desde Renta 4. El consenso de especialistas de Bloomberg apoya esta teoría. El valor que se fija para NH es de 4,9 euros cuando actualmente ya cotiza cerca de los 6, mientras que la acción de Sol Meliá cuesta 8,62 euros cuando el panel recomienda un precio de 8,2 euros.

"Los estímulos positivos que han impulsado estos valores ya se han descontado, por lo que solo sería interesante la entrada si se produce una corrección", explica Ignacio Cantos de Atlas Capital. Una opinión que aglutina la postura de la mayor parte del mercado. Operadores y analistas empiezan a ver que la burbuja se ha hinchado demasiado en unos grupos empresariales que además sufren de un fuerte apalancamiento. Ahora las perspectivas son que en el corto plazo se empiece a perder algo de terreno, aunque como siempre ocurre en la renta variable, nadie se atreve a cerrar la puerta. "Tampoco nadie preveía lo de Oriente y mira como nos ha beneficiado....", dicen desde el mercado.