Subasta 1.969 millones en letras

El Tesoro se ve obligado a aumentar la rentabilidad para colocar deuda

Sube el precio y el importe colocado se sitúa en la parte media del rango previsto. El Tesoro ha subastado hoy un total de 1.969 millones de euros en letras a tres y seis meses, para lo que ha tenido que elevar el tipo de interés.

El Tesoro se ha enfrentado hoy de nuevo con el mercado y el resultado no ha sido demasiado optimista. España ha colocado un total de 1.969 millones de euros en letras a tres y seis meses, en la parte media del rango previsto. El organismo esperaba subasta entre 1.500 y 2.500 millones de euros.

En concreto, el importe colocado en la deuda a tres meses ha sido de 1.163 millones a un tipo de interés medio del 1,371%, por encima del 0,899% de la anterior colocación celebrada en marzo. El bid to cover ha sido de 4,43 veces, frente al de 4,33 veces anterior.

En las letras a seis meses se han subastado 806 millones de euros a un precio de 1,867%, también por encima del 1,361% pagado en la colocación anterior. El bid to cover ha sido de 7,11 veces, en contraste del de 7,65 veces previo.

La última emisión de deuda a corto plazo se celebró el pasado 18 de abril, cuando el Tesoro colocó entre 4.659 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, cerca del rango más bajo de los objetivos previstos, que se situaban entre los 4.500 y los 5.500 millones. En esa subasta, el coste de la operación fue superior al de la anterior subasta, mientras que la demanda quedó muy por debajo de los 14.776,16 millones solicitados en la anterior puja.

Este nuevo invite del organismo dependiente de Economía se produce después del recrudecimiento de las dudas sobre la deuda española y con la prima de riesgo, rentabilidad ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes, por encima de los 220 puntos básicos, sobre todo impulsada por los rumores sobre una reestructuración de la deuda griega y una supuesta quita correspondiente.

La última vez que acudió el Tesoro al mercado fue el pasado miércoles para subastar obligaciones, de las que logró colocar 3.372,45 millones, cerca del rango más alto de los objetivos previstos que se situaban entre los 2.500 y los 3.500 millones de euros, aunque los tipos volvieron a subir, tal y como ocurrió en la subasta de letras de dos días antes.

En concreto, el Tesoro colocó 2.487,20 millones en obligaciones a diez años con un cupón 5,50% y a un tipo marginal del 5,483% frente al 5,179% registrado en la última emisión de este tipo de papel, que se celebró el pasado 17 de marzo.

Las nuevas dudas de los mercados vuelven a arrojar sombras sobre la economía española y reabren el debate sobre si España requiere de nuevas reformas para evitar seguir el camino de los ya rescatados por la UE y el FMI: Grecia, Irlanda y Portugal. Sin embargo, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha insistido en que la subida "no tendrá prácticamente efectos" gracias a las reformas acometidas por el Gobierno.