Alcanza los 65,4 puntos

Sube la confianza de los consumidores estadounidenses en abril

La confianza de los consumidores estadounidenses en la evolución de la economía de su país registró una ligera subida en abril tras el pronunciado descenso que había anotado en marzo, ha informado la organización The Conference Board.

El índice de confianza que esa entidad privada de análisis elabora a partir de encuestas se elevó este mes hasta los 65,4 puntos, comparado con los 63,8 puntos en marzo -según datos revisados al alza por esa organización-, y por encima de los 65 puntos que habían previsto los analistas.

Aunque ese índice todavía está lejos de los 72 puntos de febrero, la ganancia de abril se debió a que "los pronósticos de los consumidores a corto plazo mejoraron ligeramente, lo que sugiere que la incertidumbre que expresaron el mes pasado se ha moderado", según la directora del Centro de Investigación sobre Consumidores de The Conference Board, Lynn Franco.

Entre los temores que mostraron los consumidores en marzo destacaron sus expectativas relativas a una creciente inflación, que se dispararon en marzo y este mes han retrocedido.

Franco apuntó que "a pesar de que la confianza continúa siendo débil, la valoración de los consumidores sobre las condiciones actuales ganó terreno por séptimo mes consecutivo, lo que refleja que la recuperación económica continúa".

De esta manera, el subíndice que mide la confianza de los consumidores estadounidenses en la situación actual de la economía y en el mercado laboral se elevó desde 37,5 puntos de marzo hasta 39,6 este mes.

Por otra parte, el subíndice que mide la confianza que manifiestan los consumidores respecto a cómo será el panorama económico y laboral dentro de seis meses registró un repunte en abril hasta los 82,6 puntos, desde los 81,3 de marzo, aunque también sigue lejos de los niveles de febrero, cuando alcanzó los 97,5.

Estos indicadores toman como nivel de referencia (100 puntos) el registrado en 1985 y se elaboran a partir de encuestas realizadas periódicamente entre 5.000 hogares estadounidenses.