Administración autonómica

Cataluña despedirá a más de 1.000 personas de sus empresas públicas

La Generalitat despedirá antes del verano a más de 1.000 trabajadores de sus empresas y organismos públicos en los que tiene más del 50%, como parte del plan de ajuste que está llevando a cabo.

Responsables de la Consejería de Gobernación de la Generalitat catalana, de quien depende la función pública, explicaron ayer que los despidos se enmarcan dentro del ajuste que se aprobó en febrero por el que estas entidades deben o reducir un 6% su masa salarial o un 5% su plantilla antes del 30 de junio. Por ello, estas fuentes aclararon que hasta entonces no se sabrá la cifra exacta de afectados, si bien los primeros cálculos estiman que podrían superar los 1.000 trabajadores.

El personal de las empresas públicas, consorcios, entidades mercantiles, fundaciones y organismos de diversa condición sumaba un total de 49.670 personas en 2010, según consta en los Presupuestos del año pasado, con lo que un 5% de esa cifra serían más de 2.400 trabajadores, el triple del ERE que llevó a cabo Nissan en 2009, el mayor de Cataluña en los últimos años.

Fuentes del Ejecutivo liderado por Artur Mas aseguran que, en todo caso, no se llegará a los 2.400 despidos porque se intentará reducir otros gastos. Así, anunciaron que las bajas que se produzcan no serán cubiertas y se aplicarán reducciones horarias para que el ajuste resulte lo menos traumático posible, logrando con ello acercarse a la reducción del 6% de la masa salarial.

Sin embargo, para Xavier Casas, responsable de la función pública de UGT en la Generalitat, "lo que está ocurriendo es un ERE encubierto porque afecta a personal fijo, sin ningún criterio económico, e incluso se van a producir despidos de personas con 20 años de antigüedad". Según los sindicatos, los despidos ya han empezado: en el Incasol se ha rescindido el contrato a 22 trabajadores; en la promotora pública Adigsa se han llevado a cabo 20 despidos; en el Instituto Cartográfico, otros 20; en el Parque Científico de Barcelona, 12. En total, 74 despedidos a quienes se ha indemnizado con 20 días por año trabajado, según fuentes sindicales, informa Efe.

Gobernación alegó que el ajuste no afectará a funcionarios con plaza ganada y que los perjudicados serán interinos, personal contratado y eventuales para reforzar algunos servicios. También confirmó que el ajuste se aplicará en las 253 entidades y empresas públicas de la Generalitat; de estas, el tripartito ya señaló que 103 podían desaparecer o integrarse en otras en un proceso de racionalización de la Administración.

La cifra

49.670 personas trabajan en las empresas, consorcios y demás entidades dependientes de la Generalitat.