Unos 150 trabajadores

El ERE temporal en la planta malagueña de Fujitsu afectará al 53% de la plantilla

Se produce debido a la falta de suministros consecuencia del terremoto y posterior tsunami que se produjo en Japón el pasado 11 de marzo.

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que se ha autorizado en la planta de Fujitsu en Málaga y que se inicia este martes afectará al 53% de los trabajadores de la misma, según ha informado el sindicato CCOO.

En concreto, serán unos 150 del total de 281 trabajadores los afectados por este expediente. En este sentido, el presidente del comité de empresa de CCOO de Málaga en Fujitsu Ten España, José Lozano, ha informado de que ya se ha planificado toda la actividad a partir del 4 de mayo

Así, los martes, miércoles y jueves de cada semana habría actividad normal con los 281 trabajadores. El resto de días, los viernes, sábados, domingos y lunes se verían afectados por el expediente una media de unas 200 personas. No obstante, dicho plan podría ser modificado en virtud de los pedidos del principal cliente de esta empresa, que es Toyota.

El pasado 15 de abril la empresa Fujitsu Ten España anunció que iba a presentar un ERE temporal como consecuencia del terremoto y posterior tsunami que se produjo en Japón en pasado 11 de marzo.

Tanto el sindicato como los trabajadores aprobaron dicho expediente, pero han confiado en que éste dure el menor tiempo posible y la normalidad "vuelva cuanto antes a la fábrica malagueña". "Se trata de un expediente abierto, lo que significa que en cualquier momento se podría suprimir, dependiendo de cómo vaya evolucionando el suministro o la demanda de Toyota en las próximas semanas", ha concluido Lozano.

La pasada semana la Junta de Andalucía, a través de la Delegación provincial de Empleo, autorizó este ERE temporal. La plantilla está compuesta por 359 trabajadores de los que 299 son fijos y 60 temporales.

Fujitsu sirve desde Málaga a fábricas europeas como Toyota, Renault o Peugeot. La primera es una de sus principales clientes en Europa y a la que la planta malagueña sirve componentes electrónicos para sus vehículos y que más se ha visto afectada por la catástrofe nipona.