Reestructuración iniciada en 2007

Airbus ha ahorrado 2.500 millones con su plan de ajuste

Airbus ha superado los objetivos planteados en su plan de reestructuración, al conseguir ahorros por 2.500 millones y mejorar su posición de caja en 10.000 millones, según afirma su director general en una entrevista.

El director general de Airbus, Fabrice Brégier, subrayó que el fabricante europeo de aviones "ha superado ampliamente" los objetivos que se había fijado en plena crisis de la empresa en 2007 para su plan de reestructuración.

En lugar de los 2.200 millones de euros de ahorro neto, se ha llegado a 2.500 millones, y frente a los 5.000 millones de euros de efectivo suplementarios, la cifra lograda es de 10.000 millones, destacó Brégier en una entrevista publicada hoy por el diario económico francés "Les Echos".

Ese plan bautizado "Power 8", que también pretendía convertir la constelación de entidades nacionales que formaba Airbus en "una empresa integrada", también "nos ha permitido seguir siendo competitivos" frente a la devaluación del dólar frente al euro, cuyo cambio ha pasado de 1,08 en 2006 a 1,30-1,40 actualmente, señaló.

Esos 30 céntimos de diferencia en la cotización del dólar, han supuesto un recorte de 3.000 millones de euros en el resultado de explotación de la principal filial de EADS, replicó al ser preguntado por qué la rentabilidad no ha mejorado y se limitó al 1,2% del margen neto en 2010.

En cuanto a las 10.000 supresiones de empleo previstas en la estructura de Airbus, al final la cifra se ha quedado en 7.900 puestos netos menos.

Brégier puso el acento en que pese a esos recortes, la compañía ha contratado en labores de producción y de ingeniería para hacer frente al lanzamiento del nuevo avión A350 y al incremento de las cadencias en las cadenas de montaje y así el pasado año entraron 2.200 personas y este año serán 3.000.

El director general avanzó que el nuevo plan "Power 8+" es la continuidad del anterior, pero "con una lógica diferente" porque "ya no se trata de remontar una crisis, sino de seguir la mejora de la productividad".

En concreto, se busca un ahorro adicional de 1.000 millones de euros en el horizonte de 2014 para poder hacer frente a la hipótesis de que el dólar se mantenga en torno a su cotización actual, 1,40 por euro.

A la queja de algunos proveedores de Airbus de que han sido obligados a deslocalizar su actividad en países de mano de obra barata, respondió que "si hubiéramos bajado nuestras cadencias como otros, habrían sufrido mucho más".

A continuación reconoció que "los éxitos comerciales de Airbus pasan por la búsqueda de mejoras constantes de nuestra competitividad" y "para eso, efectivamente, les incitamos a asociarse a ciertos procedimientos de implantación en regiones de bajo costo" o a agruparse.