Su gran rival tecnológico

Apple lleva a la justicia su guerra tecnológica con Samsung

Dice que los 'smartphones' y 'tablets' Galaxy imitan al iPhone y al iPad.

Apple lleva a la justicia su guerra tecnológica con Samsung
Apple lleva a la justicia su guerra tecnológica con Samsung

Apple ha iniciado una batalla judicial contra Samsung, de momento su gran rival en el mundo de los tablets y uno de los principales competidores en el segmento de smartphones. Y las acusaciones son muy duras. En su denuncia ante un tribunal de California, la empresa de la manzana indica que la línea de productos Galaxy, que incluye móviles y tabletas, es una copia del iPhone y del iPad.

Según Apple, el diseño de los productos, el interfaz de usuario y los iconos de las aplicaciones utilizados por Samsung son una copia de sus productos. "Cuando se muestra en público un móvil Galaxy de Samsung, no hay duda de que podría ser visto como un producto de Apple, solo con ver el diseño", indica el grupo que dirige Steve Jobs en la denuncia. Apple reclama que se paralice la venta de diversos productos de Samsung, porque infringen algunas de sus patentes. La compañía reclama una indemnización por daños y perjuicios, si bien no la cuantifica.

Samsung respondió que el desarrollo de su tecnología y el fortalecimiento de la cartera de propiedad intelectual son claves para su éxito. "Responderemos de forma activa a esta acción legal contra nosotros a través de las medidas legales adecuadas para proteger nuestra propiedad intelectual", dijo la empresa en un comunicado.

Samsung se ha convertido en el principal competidor de Apple en el negocio de tabletas

APPLE INC. 172,10 2,14%

La denuncia de Apple es un hito más en la guerra de denuncias por violación de patentes que vive la industria tecnológica. Sin ir más lejos, la compañía de la manzana y Nokia se han denunciado mutuamente en numerosos tribunales, tanto de Europa como de EE UU.

En este caso, Apple ha denunciado a una empresa como Samsung, que hasta ahora se ha constituido como su principal competidor en el mundo del tablet. La empresa de Jobs lideró las ventas en este segmento al comercializar más de 14,7 millones de unidades de su iPad durante 2010. Frente a este avance, Samsung aseguró que había vendido dos millones de unidades de su Galaxy Tab.

Ataques de Jobs

Pese a esta competencia, Jobs no ha dudado en atacar a Samsung. En la presentación del iPad 2 en marzo pasado, el directivo recordó que Apple tiene una cuota de mercado del 90% en el mercado de tablets y bromeó al recordar unas declaraciones del presidente de Samsung, en la que este había dicho que su empresa había vendido dos millones de unidades de su Galaxy Tab. Además, Jobs representó a Android, el sistema operativo de Google que equipa al tablet de Samsung, entre otros, como una abejita con un pequeño aguijón.

Las respuestas de Samsung ante estos ataques no han sido especialmente duras. Básicamente, porque Apple es su segundo mayor cliente por detrás de Sony. Y es que la empresa de la manzana proporcionó a Samsung en 2010 unos ingresos cercanos a 5.800 millones de dólares por la compra de componentes para sus dispositivos, principalmente semiconductores.

Diversos analistas citados por Bloomberg descartan una respuesta agresiva del grupo surcoreano ante esta denuncia porque Apple es un cliente clave para su negocio de componentes. Y advierten que, con este movimiento, la empresa estadounidense ha querido mantener a raya a Samsung, un rival emergente.

Las apuestas sobre las ventas hasta enero se calientan

Esta noche, al cierre de la sesión de Wall Street, Apple va a presentar las cuentas de su segundo trimestre fiscal. Y hay mucho interés por el peso que la compañía tiene para la industria tecnológica y para el conjunto de la economía. Con anterioridad, la empresa de Steve Jobs dijo que alcanzaría unos ingresos de 22.000 millones de dólares y un beneficio por acción de 4,90 dólares (en el mismo trimestre del pasado ejercicio facturó 13.500 millones y ganó 3,07 dólares por título). No obstante, tal y como se ha comentado en la industria, es habitual que Apple publique unas expectativas muy bajas para superarlas sin problemas.

De hecho, según los datos de FactSet, la media de los analistas apunta a que Apple alcanzará unos ingresos de 23.370 millones de dólares con un beneficio de 5,36 dólares.

Otra de las apuestas es saber cuántos dispositivos habrá vendido la compañía. Credit Suisse, por ejemplo, calcula que Apple comercializó 16,2 millones de unidades de su iPhone por 7,8 millones de unidades del iPad.