Sondeo de Reuters

El precio de la vivienda en España seguirá cayendo en los próximos tres años

Los precios de la vivienda continuarán cayendo en España durante los tres próximos años ante el exceso de oferta acumulado tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y el abundante 'stock' del que tratan de deshacerse los bancos, según un sondeo realizado por Reuters entre analistas.

Estos expertos, que consideran excesivo el valor de las viviendas pese al 17% de caída que acumulan desde su pico en 2007, predijeron que los precios caerían un 5% este año.

El año que viene, los precios podrían caer otro 3%, con una caída adicional de algo mas del 1% en 2013.

Los inversores observan con atención el sector inmobiliario español, preocupados por las ventas de inmuebles con elevados descuentos que están realizando bancos y cajas de ahorros para limpiar sus balances de estos activos, en su gran mayoría ejecuciones de hipotecas de particulares o adquisiciones a promotoras a cambio de cancelar deuda.

Un proceso precipitado de ventas, poco probable según los expertos, podría dañar el valor de las viviendas pero restaría presión a la deuda española en los mercados internacionales, preocupados por la posibilidad de que el Estado se vea forzado a rescatar a las entidades financieras con bajos niveles de capital.

"Los precios están muy sobrevalorados, los inventarios aún son muy elevados, la perspectiva económica es bastante pobre, la tasa de desempleo alta y los tipos de interés a corto plazo están subiendo gradualmente. De manera que la corrección del mercado de vivienda debería continuar", dijo Olivier Eluere de Credit Agricole.

El sector de la vivienda en España también podría verse perjudicado por las perspectivas de subidas de tipos de interés en la eurozona. El Banco Central Europeo (BCE) elevó el precio del dinero en abril por primera vez desde julio de 2008, y podría hacerlo dos veces mas este año según economistas.

Mas del 90% de las hipotecas en España están vinculadas al euribor a 12 meses y algunos analistas temen que unos tipos de interés mas altos eleven los niveles de morosidad.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el lunes que la camda de los precios de vivienda se acelers en el primer trimestre del año.

La caída del 17% en los precios de la vivienda en España desde su pico en 2007, según el Banco de España, es aún menos de la mitad del derrumbe observado en EE UU, origen de la crisis financiera, donde además los precios siguen aún cayendo.

Muchos analistas recuerdan que los datos oficiales están basados en los precios de oferta y no en los precios finales de venta, lo que significa que las caídas son probablemente mucho mayores de lo registrado oficialmente.

Según el portal inmobiliario Fotocasa los precios han caído un 26% desde su punto mas alto.

Aún caro

Pero el mercado de vivienda aún parece caro a ojos de muchos. La encuesta ha mostrado que los analistas creen que los precios inmobiliarios están sobrevaloradas en un 'siete' de una escala de uno a diez.

Todo esto mientras las entidades financieras, especialmente las cajas de ahorros, tratan de reforzar su capital para cumplir los nuevos requisitos de solvencia, en unos casos con planes de salida a bolsa o colocaciones entre inversores privados, en otros con desinversiones de activos y ayudas del Estado o combinaciones de estas fórmulas.

Sus esfuerzos podrían beneficiarse de la venta de activos inmobiliarios, que ascienden a miles de millones de euros.

El exceso de demanda en otras áreas podría tardar años en absorberse, con estimaciones que sitúan el stock acumulado en más de un millón de viviendas desocupadas.

La semana pasada el Ministerio de Fomento dijo que llevaría a cabo un "roadshow" en el extranjero para tratar de colocar toda esta oferta. Algunos analistas son un poco más optimistas. "La gran caída de los precios de la vivienda está tocando a su fin. Pero lo que vemos en algunas áreas es aún mucho exceso de oferta y poca demanda y eso es un gran problema, mientras que en otras la demanda esta repuntando", dijo Christian Pau, directivo de Fotocasa.es.

Algunas inmobiliarias incluso han retomado la construcción de viviendas en zonas donde había una demanda contenida, como los alrededores de Barcelona, según Pau. Pero este analista coincide en que la venta de las carteras de los bancos tendrá un impacto este año, ya que venderán a grandes descuentos en zonas poco deseadas.