Una vez superada la crisis económica

Fomento se alinea con el Govern en la rebaja del IRPF de las rentas altas

El presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, ha defendido la intención del Departamento de Economía de rebajar el IRPF a las rentas más altas, aunque una vez superada la crisis económica.

"Es una medida interesante, en muchos casos debe tener sentido porque hay una cierta deslocalización de los directivos. Ya veremos cuando es el momento", ha dicho Gay de Montellà, coincidiendo con la asamblea general de la patronal catalana.

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, anunció ayer su intención de rebajar el recargo del IRPF para las rentas más altas aprobado por el tripartito en la legislatura pasada aunque, horas después, matizó que no se hará mientras dure el proceso de ajuste presupuestario.

Por otra parte, Gay de Montellà ha explicado que Fomento compró bonos de la Generalitat en una cantidad "significativa" y que el pacto fiscal es una medida esencial para salir de la crisis.

"La recuperación económica de Cataluña pasa por el pacto fiscal", ha sentenciado el presidente de la patronal ante la prensa, ya que a su juicio el desequilibrio fiscal catalán es uno de los factores que más "entorpecen" la actividad empresarial y los servicios públicos.

Por eso, ha marcado este pacto fiscal como "obligación y compromiso" prioritario y ha pedido al gobierno catalán que trabaje para convertir en una realidad su voluntad anunciada de buscar un nuevo sistema de financiación.

Montellà ha marcado como referencia el sistema existente en los landers alemanes y ha defendido buscar fórmulas compatibles con el marco constitucional.

"Se debe llegar a un acuerdo: Cataluña debe ser solidaria, pero también debe mantenerse en un nivel", ha manifestado.

En relación al anunciado incumplimiento del déficit máximo por parte de la Generalitat, Montellà ha mostrado una buena sintonía con la obra del ejecutivo.

Ha resaltado el esfuerzo que está realizando el Govern para reducir su gasto en un 10% y se ha mostrado confiado que esta voluntad tendrá buenos resultados.

El presidente de Fomento, que hoy ha liderado su primera asamblea general, ha explicado que la productividad debería ligarse a las revisiones salariales

Para Montellà, "la fórmula parecía buena, ahora ya no lo es", puesto que considera que el criterio del IPC no es adecuado ya que es un indicador muy variable en función de los productos contemplados para calcularlo.

Asimismo, Montellà ha vinculado este modelo de revisiones salariales con la destrucción de empleo de los últimos ejercicios económicos y ha apostado por un índice de actualización "más sujeto a la situación real de las empresas".

Ambiguo en sus respuestas, el presidente de la patronal catalana ha explicado que el conjunto del empresariado no está preocupado por si las empresas deben hacer frente al pago del paro de sus prejubilados.

Ha relativizado las declaraciones hechas hoy por el ministro de Trabajo, Valeriano López, y se ha referido implícitamente a Telefónica como motivo para explicar esta intención.

El presidente también ha reconocido que Fomento del Trabajo "ha comprado una cantidad significativa de bonos de la Generalitat" con dos entidades financieras catalanas.

Montellà, en el cargo desde mediados de marzo, ha descartado una posible fusión con Pimec y ha señalado que "en este momento, no forma parte de una prioridad del programa de gobierno".

En la asamblea general de Fomento, Gay de Montellà también ha defendido la necesidad de una internacionalización de la economía catalana y ha apuntado de nuevo el corredor mediterráneo como prioridad.