Lucha contra el hambre

La FAO exige más inversión privada para frenar el alza de los alimentos

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) quiere que las empresas se impliquen en la erradicación del hambre que actualmente padecen más de 1.000 millones de personas en todo el mundo. "Necesitamos trabajar en soluciones muy innovadoras para intentar involucrar al sector privado en la lucha contra el hambre", asegura el director adjunto de la FAO, Changchui He, en una entrevista con Efe.

En su opinión, la falta de inversión es la causa principal de los altos precios que registran los alimentos. En febrero, el índice que elabora la FAO subió un 2,2% respecto al mes anterior y batió el récord de los últimos veinte años al situarse en una media de 236 puntos, un máximo histórico tanto en términos reales como nominales. Para poner fin a esa situación, He propone aumentar el gasto público y privado para apoyar la producción en los países en desarrollo y mejorar el acceso de los pequeños agricultores a la capacitación, la financiación y la tecnología. "En los ochenta el sector agrícola suponía el 20% de la ayuda oficial al desarrollo. Hoy ronda el 5%. Este es un problema muy serio en una coyuntura en la que confluyen precios elevados y una pobreza creciente", recalca.

El director adjunto de la FAO admite que si los precios de los alimentos siguen altos pueden causar inestabilidad social en países en desarrollo, pero no cree que los disturbios que se han extendido en los últimos meses por varios países del mundo árabe, como Túnez, Egipto o Libia, se deban fundamentalmente a esta circunstancia.

Previsiones

La FAO prevé que el encarecimiento de los alimentos pueda frenarse a finales de año ante el incremento de la oferta en Rusia y en otros grandes productores. "Si además se produce un mejor clima, la producción podría verse incrementada entre un 3% y un 4%".