La primera emisión tras la subida de tipos del BCE

El Tesoro espera colocar el lunes hasta 5.500 millones en letras

El Tesoro Público intentará colocar el lunes entre 4.500 y 5.500 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, la primera emisión después de que el Banco Central Europeo (BCE) subiera los tipos de interés y con el resto de países periféricos europeos de nuevo cuestionados por los mercados. Además, el miércoles colocará obligaciones a diez años y se subastaran también obligaciones con un cupón del 4,8% y vencimiento 30 de enero de 2024.

La puja es la segunda que celebra España este mes, tras haber colocado el pasado día 7 más de 4.000 millones de euros en bonos a tres años y sumar así cinco subastas consecutivas con menores intereses y fuerte demanda.

Además, el día 20 el Tesoro realizará otra subasta de bonos a diez años, tal y como estaba programado. Pero además, se complementará con otra emisión de obligaciones con un cupón del 4,8% y vencimiento en 2024.

La emisión se produce en un momento en el que el resto de países periféricos de la Unión Europea -Grecia, Irlanda y Portugal- vuelven a suscitar dudas.

La agencia de medición de riesgos Moody's ha rebajado la deuda soberana irlandesa hasta el umbral de bono basura, al tiempo que aumentaban los rumores sobre una posible reestructuración de la deuda pública de Grecia, lo que implicaría que el país podría aplicar una quita -acuerdo entre acreedor y deudor en el que el segundo paga una parte de la deuda y el primero renuncia al cobro del resto-.

El resultado de las elecciones legislativas que se celebran en Finlandia el domingo puede obstaculizar la ayuda que la UE preste a Portugal, ya que algunas fuerzas políticas finlandesas se oponen al rescate.

Sin embargo, las medidas de ajuste adoptadas por España en los últimos meses han logrado separarla del resto de países periféricos, e incluso la agencia Standard & Poors ha calificado de creíble el programa de ajuste emprendido por el Gobierno.

En un informe publicado el pasado jueves, S&P destacaba también el descenso experimentado por la prima de riesgo -que se mide con el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo-.

En la anterior subasta de letras a 12 y 18 meses celebrada por el Tesoro, que tuvo lugar el 15 de marzo, se colocaron 5.500 millones con los intereses más bajos desde octubre de 2010.