¿Cuál es la más adecuada para mi empresa?

Formas jurídicas: un abanico empresarial

La Ley contempla distintos tipos de empresa atendiendo a aspectos como la distribución del poder, el tipo de financiación, el tamaño de la empresa o el coste fiscal. El emprendedor ha de sopesar cuál de ellos es el que mejor se ajusta a sus expectativas y posibilidades. Una vez leído el artículo y comprendido las diferentes opciones puedes utilizar la herramienta proporcionada por la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa.

Consultar los aspectos legales de cada tipo de empresa
Consultar los aspectos legales de cada tipo de empresa

Para elegir la forma jurídica de la empresa que queremos constituir, antes de todo se han de tener en cuenta los siguientes factores:

- Número de socios

- Cuantía del capital social

MÁS INFORMACIÓN

- Requisitos de constitución

- Obligaciones fiscales

- Régimen de Seguridad Social

- Contratación laboral

- Responsabilidad frente a terceros

Una vez cubiertos los puntos anteriores, el emprendedor ha de plantearse si prefiere constituir la empresa a través de personas físicas (como individuos) o personas jurídicas (como entidades).

PERSONAS FÍSICAS, que comprenden tres tipos:

Empresario individual, Comunidad de bienes y Sociedad civil

PERSONAS JURÍDICAS, que pueden ser:

Sociedades mercantiles, que abarcan

- Sociedad colectiva

- Sociedad comanditaria simple

- Sociedades de capital, que son: Sociedad de responsabilidad limitada, Sociedad limitada nueva empresa, Sociedad anónima y Sociedad comanditaria por acciones

Sociedades mercantiles especiales, que incluyen

- Sociedad laboral

- Sociedad cooperativa

- Sociedad de garantía recíproca

- Entidad de capital riesgo

- Agrupación de interés económico

- Sociedad de inversión mobiliaria

Fuente: Dirección General de Industria y de la PYME