La operadora frena la escalada de la remuneración de los últimos años

Telefónica congela el dividendo mínimo a partir de 2012

Telefónica ha optado por la prudencia. Tras la fuerte escalada del dividendo en los últimos años, la operadora pagará 1,75 euros por acción en 2012. A partir de ahí, el compromiso es que ese sea el dividendo mínimo para los próximos años, pero sin promesas concretas de subida y puede que no todo en dinero.

César Alierta, presidente de Telefónica
César Alierta, presidente de Telefónica

Se acabó la escalada. Según las previsiones de los analistas, Telefónica destinará más de un 90% de su beneficio en 2012 a pagar dividendos. Es el resultado de casi una década de subidas fulgurantes en la remuneración al accionista decididas por César Alierta, presidente de la operadora, que han llevado a Telefónica a ser la compañía de telecomunicaciones con mayor rentabilidad por dividendo.

Pero con esos niveles de pay out, seguir incrementando el dividendo ponía en riesgo las inversiones de la operadora, así que ha decidido no comprometerse a futuras subidas. En la octava edición de la Conferencia de Inversores de Telefónica la operadora ha anunciado que congela el dividendo mínimo a partir de 2012. Ese año, reitera su compromiso de pagar 1,75 euros por acción, pero a partir de ahí ese nivel funcionará como un mínimo. Pagará esa cantidad o algo más dependiendo de sus resultados, sin compromisos previos. Hay que recordar que los 1,75 euros de dividendo prometidos para 2012 también se fijaron al principio como un mínimo y al final la cifra se ha quedado ahí.

Además, Telefónica podría pagar ese dividendo de diversas formas y no todas en efectivo. Según el hecho relevante remitido a la CNMV, "la forma de remuneración (dividendo, recompra de acciones o combinación de ambas) se decidirá teniendo en cuenta las circunstancias y preferencias de los inversores en ese momento". Eso significa que Telefónica se guarda en la manga un as: el de la flexibilidad. También es una forma curiosa de denominar al dividendo, porque, hasta ahora, esa condición solo la tienen los abonos pagados en efectivo, no las recompras.

TELEFÓNICA 7,22 0,98%

Telefónica argumenta que no ha tomado esta decisión para ahorrarse dinero. A ella le costará lo mismo, pero que no puede comprometerse a varios años vista a un único modo de retribución. Puede que la moda en 2013 sea hacer recompras, algo que estuvo en boga hace unos años, pero que ahora ha cambiado en las preferencias por el dividendo. Pero Vodafone y Deutsche Telekom han anunciado que destinarán varios miles de millones en los próximos tiempos a recomprar sus acciones. Telefónica teme que el mercado le demande algo parecido y que no tenga fondos para ello. Puesto que su situación en estos momentos no le permite dar dividendo y, además, recomprar, se ha dado libertad para usar parte del dividendo para recompras.

La operadora anunció igualmente sus previsiones de crecimiento a tres años vista. Los ingresos crecerán entre un 1% y un 4% en tasa anual media entre 2010 y 2013. Esta previsión es idéntica a la que dio en 2009 para el periodo 2008 a 2012, lo que significa que Telefónica no espera crecer más que entonces, pero tampoco menos.

Eso sí, habrá un deterioro de los márgenes. El margen de Ebitda de Telefónica está en estos momentos en el 38%. La previsión es que baje, aunque no se sabe cuánto. La operadora habla de una "erosión limitada" respecto a este nivel y dice que estará en el rango alto del 30%.

Por último, el capítulo de inversiones. Telefónica contendrá algo los desembolsos, ya que serán de 27.000 millones entre 2011 y 2013 frente a los 30.000 millones de 2009 a 2012.