Debe cesar a tres miembros antes del 6 de mayo

El Gobierno inicia esta semana el relevo del consejo de la CNE

El Consejo de Ministros del viernes tiene previsto proponer a dos candidatos para el consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que sustituirían a los tres representantes del PP cuyo mandato ha caducado. De esta manera, rebajará el número de nueve a siete que exige la nueva normativa. El resto se sustituirían a partir de junio.

El Gobierno inicia esta semana el relevo del consejo de la CNE
El Gobierno inicia esta semana el relevo del consejo de la CNE

El Gobierno va a esperar al evento que organiza el miércoles en el Senado la presidenta de la CNE, Maite Costa, para celebrar el 25 aniversario de la institución, antes de proceder a la primera tanda de relevos en el consejo y adaptarse a la Ley de Economía Sostenible. Esta incluye importantes cambios para este organismo, cuyo consejo se reduce de nueve a siete miembros, con un único mandato de seis años, frente a los dos de cinco años que regían hasta ahora.

Teniendo en cuenta que aún siguen en el consejo tres de los cuatro miembros que representan al PP (uno dimitió el año pasado), cuyo mandato caducó hace casi dos años, solo necesitará nombrar a dos para cumplir la ley.

La norma da un plazo transitorio de dos meses para su adaptación, que termina el 6 de mayo, pero la tramitación de los relevos llevará varias semanas. Así, el Consejo de Ministros del viernes prevé proponer el nombre de los dos candidatos citados y solicitar su comparecencia en el Congreso, otra novedad de la ley. El nombramiento definitivo se produciría después de la comparecencia, previsiblemente, en el Consejo de Ministros del viernes 29 de abril.

Todo indica que uno de los candidatos será la exvicelehendakari del Gobierno vasco, Idoia Zenarruzabeitia, tras el pacto político sellado por el Gobierno con el PNV. Respecto al segundo, los rumores apuntan al ex secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, que hace una semana perdió por goleada (un 70%) la dirección de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), dependiente de Naciones Unidas, a la que aspiraba. El cese de los tres miembros del PP se produciría después con un real decreto, pues la ley prohíbe que el consejo del organismo se quede sin quórum.

El titular de Industria, Miguel Sebastián, está negociando con los grupos parlamentarios la composición del consejo, pero al ser más reducido, será complicado ofrecer un puesto a todos y, al mismo tiempo, que los socialistas mantengan la mayoría (cuatro sillones). Si, además del PNV, ofrece otro a CiU, al PP solo le quedaría uno, algo que, según fuentes políticas, este partido no admitiría. La negociación incluye también los cambios en la CMT y el Consejo Audiovisual.

A los cinco consejeros restantes se les agota su mandato el 7 de junio, y todo hace prever que antes del verano se producirá la sustitución y se conocerá el nombre del presidente entrante. La nueva ley ya no permite las prórrogas de las que han disfrutado los representantes del PP por decisión de Sebastián.

Un hombre del Ejecutivo para la presidencia

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, que ha prorrogado sin explicación alguna el mandato de los consejeros del PP en la CNE durante casi dos años, tiene ahora prisa por resolver la nueva composición de un organismo cuyo estatus ha cambiado radicalmente con la nueva Ley de Economía Sostenible. Desde su entrada en vigor, el regulador energético tiene potestad sancionadora y sus decisiones no son recurribles ante Industria como hasta ahora.

Este cambio, y el temor a perder las elecciones generales por parte del PSOE, han impulsado la carrera para dejar al frente de la Comisión a alguien afín al Gobierno. O más bien, al propio Sebastián. El ministro quiere colocar a uno de sus hombres, como el propio Pedro Marín, lo que no ven con buenos ojos desde otros ámbitos del Ejecutivo.