La asturiana liderará el nuevo grupo, que descarta pedir ayudas

Cajastur, Extremadura y Cantabria se unen y buscan un socio privado

Cajastur tendrá el 66% del capital del banco que constituirá con Caja de Extremadura (otro 20%) y Cantabria (el 14% restante). El nuevo grupo, tras el fallido proyecto de Banco Base con CAM, nacerá con activos de 53.000 millones y abrirá el 20% de su accionariado a inversores privados para cumplir con las exigencias de capitalización del Banco de España.

Cajastur
Cajastur

Los consejos de administración de las tres entidades aprobaron ayer el proyecto, que tiene que ser ratificado por sus respectivas asambleas, en convocatoria extraordinaria y que el próximo lunes será presentado al Banco de España. El nuevo banco, con sede en Madrid, tendrá como presidente ejecutivo a Manuel Menéndez, presidente de Cajastur. El liderazgo de esta entidad en la operación se trasladará a la constitución del futuro consejo. Con 11 miembros, Cajastur contará con cinco representantes directos, otros dos tendrá Caja de Extremadura y uno más Caja Cantabria, además de otros dos independientes.

Plantilla de 6.500 personas

La nueva entidad del panorama financiero español nacerá con unos activos de 53.000 millones, una red de 1.400 oficinas y 6.500 empleados, y "con el liderazgo en cuatro comunidades autónomas", según sus promotores (Cajastur consolida el negocio de CCM).

Las tres cajas reiteraron ayer que no recurrirán a aportaciones del FROB para lanzar su proyecto (la anterior versión, con CAM, incluía ayudas de 1.493 millones). Su primera vía para la recapitalización será la apertura del 20% del capital a inversores privados, y en segundo lugar recurrirán a la venta de activos y al no reparto de dividendos. Con estas fórmulas, según las entidades, el nuevo grupo cumpliría con los requisitos de solvencia del Banco de España. Además, quedaría un superávit de capital de 600 millones de euros.

Las cifras del nuevo grupo publicitadas ayer incluyen un ratio de eficiencia bruta del 49% y una tasa de mora del 4,2%. El beneficio neto atribuido en 2010 alcanza los 260 millones. Su core capital consolidado, al cierre del pasado 31 de diciembre, se situaba en el 8,4%, y ya contabilizaba la merma por las provisiones para el plan de prejubilaciones (1.400 trabajadores saldrán de la plantilla de las tres cajas). Por separado, el core capital de Cajastur y Caja de Extremadura es del 10% y del 10,6%, respectivamente, mientras que el de Caja Cantabria es del 7,6%.

Estos niveles de calidad del balance se han tenido en cuenta en los porcentajes finales de cada uno en la fusión. Para 2015, el nuevo grupo aumentará un 50% sus beneficios actuales, según sus promotores. Cada caja gestionará por separado su obra social.

CAM se encomienda al FROB

Caja Mediterráneo (CAM) remitió el pasado viernes su plan de recapitalización al Banco de España. El documento ha sido diseñado "siguiendo las recomendaciones del supervisor" para reforzar su capital y cumplir los nuevos requisitos de solvencia. El escrito, denominado Plan de Reforzamiento de Recursos Propios, incluye la petición al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 2.800 millones de euros y plantea incorporar a un socio estable, aunque sin precisar nombre alguno.

El pasado miércoles, Banco Base acordó dar por terminados y sin efecto los compromisos alcanzados para acometer la "fusión fría" entre los cuatro socios.

El consejo de CAM aprobó el viernes adquirir la ficha bancaria de Banco Base, que rebautizará como Banco CAM. Implica devolver 12 millones de euros a sus exsocios porque era el dinero que habían depositado en él.