Diario de a bordo

Hay que seguir la tendencia alcista de la Bolsa

Los mercados están fuertes pese a la sobrecompra.

Hace algunos años se publicó un libro en España bastante polémico: El inspector se sienta a la mesa, de Pascal Rémy, un antiguo inspector de la Guía Michelin, El libro supuso el despido del inspector. Y es que la vida de los chefs no está exenta de estrés y complicaciones, vean estas tres citas de un artículo de El Mundo:

"Vatel, importante cocinero y traiteur francés del siglo XVII, se suicidó porque el pescado fresco que necesitaba para un banquete que había preparado en honor de Luis XIV no llegó a tiempo".

"En 1966, el chef Alain Zick se pegó un tiro en la cabeza cuando supo que su restaurante de París había perdido una estrella Michelin".

"En 2003, Gérard Besson sufrió un infarto cuando supo que había perdido una de sus estrellas Michelin".

En el mundo financiero en lugar de estrellas Michelin, tenemos calificaciones de las compañías de rating, que también dan muchos sustos, y que fueron intensas contra Portugal en los últimos días. Finalmente el país luso, acosado por su falta de crecimiento y problemas políticos, ha pedido el rescate, pero las Bolsas no han hecho demasiado caso. Como tampoco de la subida de tipos del BCE. Así pues, una Bolsa aparentemente inmune a todo, aunque la realidad es que más bien está anestesiada por los más de 6.000 millones de dólares diarios que inyecta la Fed, garantizados hasta junio.

Además, no olvidemos que como comentamos hace días, abril es un buen mes para las Bolsas por los flujos de dinero que entran en EE UU, al poder invertir en planes de pensiones hasta el día 15 con efecto fiscal retroactivo al año anterior.

Si vemos el gráfico de arriba del futuro del mini del S&P, vemos que se enfrenta como resistencia clave a los máximos de febrero, por encima tiene recorrido al alza. Por debajo, soporte clave en 1.300.

El estado de sobrecompra es muy elevado. No fue favorable la lectura de la encuesta de sentimiento entre gestores profesionales de cartera que publicó la prestigiosa firma Investors Intelligence ¡Menor lectura de bajistas desde ¡diciembre de 2009!

El neto entre alcistas y bajistas queda muy cerca del 42%% que se vio en octubre de 2007, antes de la gran crisis. Demasiada confianza en que es imposible bajar. Bespoke emitía un estudio de urgencia a este respecto. Si miramos desde 1975, nos encontramos que un mes después de una euforia tan extrema en la encuesta, el S&P 500 subió el 0,1% de media, cuando la media normal era del 0,7%. Al cabo de 3 meses ganó el 0,8% contra, el 2,28% de media.

Otro factor destacado es que el saldo neto de las grandes instituciones es comprador, pero de una forma extraña, con las compras estancadas y de poca monta y eso sí, las ventas en caída libre. No es un comportamiento normal. En suma, mercados fuertes, pero extraños... Que hablen los gráficos y la tendencia, que de momento, es favorable; no hay que ir en contra.