Optimismo hacia la llegada de turistas en verano

España saca partido de las revueltas árabes

El sector turístico español espera ver incrementadas las ventas estivales ante la tensa situación política de los países del norte de África, que dejan de ser competidores directos.

"Los destinos nacionales serán las estrellas del verano". Al menos eso opinan en la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV), presente en el Salón Internacional de Turismo de Cataluña que se celebra estos días en Barcelona.

En concreto, la ACAV confía en alcanzar un incremento en las ventas entre el 3% y el 4% a lo largo de este verano. El presidente de la asociación, Francisco Carnerero, asegura que las reservas de billetes de avión a través de agencias han aumentado ya entre un 10% y un 18%.

La razón del optimismo -"moderado", matizan- viene en realidad ligada a un mal ajeno: la crisis económica y política desatada en los países árabes. España se abre camino entre rivales como Egipto y Túnez, pero seguirá peleando contra clásicos del turismo como Francia, Italia o Grecia y nuevos abanderados como Turquía o los países balcánicos. Se espera también que Asia sea un destino beneficiado por la situación en el norte de África. Países como Maldivas o China ganan cada vez más peso entre los turistas de mayor poder adquisitivo.

El conseller de Empresa y Empleo de Cataluña, Francesc Xavier Mena, explica que los operadores turísticos están ya cerrando contratos con incrementos muy significativos respecto al año pasado, tanto en mercados tradicionales como Alemania, Reino Unido o Francia, como en otros mercados como el ruso.