Medidas en la buena dirección

Alabanzas a España de Trichet y de Alemania

España ha sido el centro de las alabanzas de varias figuras clave en Europa en la cumbre de Hungría. El presidente del BCE y el ministro de Finanzas alemán han felicitado a España por sus reformas.

Alabanzas a España
Alabanzas a España

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha dicho este sábado que España ha tomado en los últimos tiempos medidas que van "en la buena dirección para combatir la crisis y el paro, pero ha pedido proseguir con las "políticas de prudencia".

Al ser preguntado por qué debe hacer España para reducir su alto nivel de paro, Trichet ha dicho que "está claro que las políticas de prudencia que son recomendadas, que son necesarias y que se están aplicando progresivamente son las buenas para recuperar el crecimiento y la creación de empleo dinámica que es necesaria".

"Esto es cierto para todos los países y para España. Este país, por otro lado, ha adoptado decisiones que van en la buena dirección en los últimos tiempos de las que han tomado nota los mercados", ha dicho el presidente del BCE.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, también se ha sumado a las alabanzas desde Hungría: "España se encuentra en buenas condiciones" para enfrentar la crisis económica y que los mercados internacionales compartían esta opinión.

Y el ministro sueco de Finanzas, Anders Borg, quien dijo que "la economía española está en mejor forma" que la portuguesa, y expresó su confianza en el Gobierno español, que ha mostrado "que está preparado" para hacer las reformas y ajustes que sean necesarios.

Las declaraciones de Trichet, Schäuble y Borg se producen después de que distintas voces europeas hayan insistido en separar la situación económica de España y Portugal.

Ayer, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, descartó la posibilidad de un contagio de la crisis portuguesa a España, e insistió que en que el Gobierno español ha tomado "medidas muy valientes"

El consejero delegado del fondo de rescate de la zona del euro, Klaus Regling, aseguró también ayer que el paso dado por Portugal al pedir un rescate financiero ayudará a evitar el contagio a otros países de la zona y, más concretamente, a España.